Generando cambio

Generando cambio

MODIFICAR LAS ESTRUCTURAS EDUCATIVAS PDF Imprimir Correo
Escrito por Gerardo Bova   
Sábado, 24 de Julio de 2010 17:36

                       LOS PARLAMENTOS EN LAS ESCUELAS ¡ UN COMPROMISO!

Día a día nos sorprendemos cuando algún político o periodista se desubica o envía mensajes u opiniones fuera de contexto y casi siempre buscando alguna "chicana" para informar o desinformar, según las circunstancias y hacia donde se orientan los vientos. Esto, con sinceridad no debería sorprendernos, ya que la gran mayoría del pueblo argentino se comporta de la misma manera cuando debe verter una idea o precisamente una opinión sobre algún acontecimiento. Todos hemos recibido la misma educación, y no es la primera vez que digo algo así, porque en varias oportunidades lo he remarcado y lo expuse en  casi todos mis libros editados. Entonces, visto el panorama que les presento, sería muy común que estas cosas sucedan, fundamentalmente, porque todos hemos tenido la formación y crecimos del mismo tronco, ya sea a través de la educación pública o privada, o la educación que recibimos desde pequeño con nuestros antecesores. 

 

Desde ya que nuestros padres no son responsables de ésa educación que nos transmitieron, porque es obvio, que ellos también recibieron los mismos dotes educativos y formativos. Desde ésa visión, uno tiene que hacerse la idea que todo se compleja aún más, cuando debemos debatir o dilucidar algún tema en profundidad. ¡Se imaginan que en un parlamento las cosas se hacen mucho más complicadas, ya que teniendo en cuenta que es el ámbito natural e ideal para confrontar esas ideas y no tienen ni la preparación, ni el ejercicio del debate, es prácticamente imposible llegar a buenos puertos de conclusión! Menciono todo esto a mis amigos lectores y seguidores, porque ha sido una de mis grandes preocupaciones desde hace muchísimos años, y siempre he buscado formas de ejecución para cambiar literalmente estos inconvenientes, que nos han llevado a la desolación y los desencuentros. No fue casual aquel consenso de Washington y Plan Cóndor, aplicado por las dictaduras cívico-militares, porque tenían directivas precisas desde el norte del continente para desbaratar todo intento de pensamiento y acción de parte de una sociedad ávida de cambios. Todavía, a pesar de que han pasado casi 3 generaciones enteras, no se pudo modificar esas costumbres implementadas por los sectores corporativos y reaccionarios y hace falta, con suma urgencia revertirlo para profundizar un modelo de país que se inauguró en Argentina desde mayo de 2003.
No encuentro otra manera, después de largas jornadas de análisis con varios colegas que pensamos de la misma forma, de poner en práctica un nuevo modelo educativo, que abarca a las familias en primera instancia y con la continuidad de la formación escolar. Algo que merece toda la atención, fundamentalmente, porque los mismos profesores y maestros, adolecen de la misma cultura, teniendo en cuenta, de acuerdo a lo que mencionara anteriormente, que han recibido la misma formación que todo un país.

El martes próximo (27 de julio) presentaré definitivamente un Proyecto de Ley en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (texto que el día miércoles tendrán en NUEVO PAIS) para que se incorpore un mecanismo de aprendizaje, mediante Parlamentos Especiales obligatorios para adolescentes, incluyéndolo en la curricular, con previo cursos de capacitación a maestros y profesores para que sean los futuros ejecutores de tal emprendimiento. Además es imprescindible, incluir en esos talleres, la lectura de diarios, sin distinción de ideologías, para que ellos mismos, desde los 12 o 13 años y hasta los 15, puedan armar el debate e intercambiar ideas y opiniones, sobre lo que estén leyendo y comprendan como se manejan los medios en nuestro país. La idea original o los objetivos básicos, no son otros que orientar a los chicos a tomar decisiones desde temprana edad, teniendo como premisa que de esta forma, se puede reducir notablemente la violencia, adicciones, llegando a comprender que en base al discenso se pueden proyectar y armar muchas cosas para su futuro. La obligación del ciudadano, con respecto al voto, no es otro que: votar y controlar, haciendo cumplir de parte de los postulantes a cargos públicos electivos, todo lo prometido en sus campañas proselitistas. No hay que votar e irse a casa, esperando que los elegidos sean los únicos responsables de trabajar por el bienestar de su población, los electores, así como tenemos derechos, también tenemos obligaciones para jerarquizar el Estado. Ese es el compromiso ciudadano y de esta forma, desde una edad temprana, con la enseñanza parlamentaria en las escuelas y la de formar futuros opinadores, los mismos estarán en condiciones de dar soluciones para que nadie los lleve de "las narices" o para que sean manipulados por las "mandantes de turno". 

Cuando observamos en el programa 678 que se emite por el Canal Público, como se manipula a la opinión pública desde los medios de comunicación, nos damos cuenta de lo que realmente pasa y esto hay que modificarlo ¡si o si!, ya no de para más, y es el momento de buscar solucioneadecuadas y viables.

Cuando publique el proyecto prometido, en las páginas de nuestra revista, y después de que la lean y analicen o estudien debidamente, voy a solicitar de todos ustedes el apoyo y las firmas que avalen un tratamiento de preferencia y de pronto despacho, para que se convierta en Ley en el menor tiempo posible.

Última actualización en Lunes, 26 de Julio de 2010 19:33
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack