Generando cambio

Generando cambio

M.E.SORIA BUSCA EVITAR LA INSTALACIÓN DE UNA PLANTA NUCLEAR EN RÍO NEGRO PDF Imprimir Correo
Escrito por Gerardo Bova   
Miércoles, 17 de Mayo de 2017 10:46

La diputada nacional María Emilia Soria sentó posición frente al anuncio del Gobernador Weretilneck y del Presidente Mauricio Macri desde China respecto a la instalación de una planta nuclear en Río Negro al afirmar que “Este anuncio no tiene ningún tipo de consistencia y solo pretende instalar el tema para ir allanado el terreno sobre un proyecto que va claramente en contra de los intereses de los rionegrinos y del cuidado de nuestra salud y medio ambiente”. Además Soria evalúa interponer un Recurso de Amparo y una medida cautelar para impedir la instalación de la mencionada planta nuclear, en clara violación a la normativa ambiental y en salvaguarda de los principios de la Ley general del Ambiente.
En este sentido, la diputada planteó: “Nos quieren vender por bueno algo que la mayoría de las potencias mundiales se quieren sacar de encima. Después del último gran accidente nuclear de Fukushima, muchos países abandonaron la creación de nuevas centrales, o incluso redujeron su número, y solo unos pocos países del mundo han continuado con la práctica nuclear”.
Soria hizo referencia a las grandes superficies y características geográficas optimas que posee la Argentina y la Patagonia en particular para la instalación de fuentes de energías renovables, como energía solar o eólica, haciendo hincapié en que éstas no conllevan los riesgos de la instalación de una planta atómica. “Si el interés de fondo realmente fuese la generación de energía eléctrica se podría haber optado por fuentes que no representen una amenaza contra la población y sean inocuas al medio ambiente”.
Por otra parte, está estudiado que a pesar del alto nivel de sofisticación de los sistemas de seguridad de las centrales nucleares, el componente humano siempre tiene cierta repercusión. Ante un imprevisto o en la gestión de un accidente nuclear no se puede garantizar que las decisiones tomadas por los responsables sean siempre las más apropiadas. Sirven como ejemplos del peligro y las inmensurables concecuencias sobre el medio ambiente y la población los accidentes de Chernobyl y Fukushima. “El Gobierno de Río Negro todavía no se ha hecho cargo de evitar que la materia fecal llegue al río sin previo tratamiento. Es imposible entonces imaginar su actuación ante un accidente atómico, o controlando la difícil gestión de los residuos nucleares generados, que tardan muchísimos años en perder su radioactividad y peligrosidad”.
Respecto de las argumentaciones ligadas a una búsqueda de reducción en los costos de la energía eléctrica, Soria señaló que son falsas porque las centrales nucleares tienen una vida limitada, y dada la elevada inversión para la construcción de una planta nuclear y la necesidad de recuperarla en muy poco tiempo, el costo de la energía eléctrica generada resulta muy alto.
En el plano legal, Soria ironizó con que “seguramente el Presidente Macri y su socio rionegrino Alberto Weretilneck se entusiasmaron con la posibilidad de sortear el paso por la Legislatura provincial, ya que para la instalación de centrales nucleares, a diferencia de las hidroeléctricas, no se necesita una Ley especial de dicho órgano y la actividad es controlada y fiscalizada por el Gobierno Nacional”.
En un claro desconocimiento de la normativa provincial y nacional en materia regulatoria de energía nuclear e impacto ambiental, el Gobernador Weretilneck confirmó el emplazamiento de una central nuclear manifestando alegremente que “ya se cerró el convenio para construir la central nuclear en Argentina”. Pero la ley provincial Nº 3266, de Evaluación de Impacto Ambiental, de aplicación específica para los proyectos relacionados con la construcción de obras para la generación de energía nuclear, establece como requisito previo a la instalación la realización de una serie de tareas y etapas por parte del Gobierno y de las empresas a instalarse: a) La presentación de la Declaración Jurada de Impacto Ambiental. b) Estudio de Impacto Ambiental. c) La audiencia pública de los interesados y afectados en el lugar de emplazamiento del proyecto y/o donde se produzcan sus impactos. d) El dictamen técnico. e) La Resolución Ambiental. Además la Ley nacional n° 24.804, que otorga la potestad al Gobierno nacional de llevar adelante la política nuclear, establece “que todo nuevo emplazamiento de una instalación nuclear relevante deberá contar con la licencia de construcción que autorice su localización, otorgada por la Autoridad Regulatoria Nuclear con la aprobación del Estado provincial donde se proyecte instalar el mismo.” Sin embargo nada de esto fue realizado, incluso aún no está confirmado el lugar exacto de emplazamiento, y aún así el gobernador ya “confirmó” que se firmaron los acuerdos.


 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack