Generando cambio

Generando cambio

HEBE: “NUESTROS HIJOS FUERON VÍCTIMAS DE UN MACABRO PLAN QUE NO ESTÁ MUY LEJOS DEL QUE IMPLEMENTAN LOS QUE ESTÁN EN EL GOBIERNO” PDF Imprimir Correo
Escrito por Prensa Madres   
Sábado, 05 de Mayo de 2018 12:45

En una jornada más extensa que la habitual, las Madres realizaron, esta tarde (jueves3), su tradicional marcha en Plaza de Mayo (la Nº2090), acompañadas por cientos de personas. En esta oportunidad, las Madres arribaron a la plaza que las nombra apenas pasado el mediodía, para compartir parte de su archivo histórico y presentar una exposición fotográfica sobre el #Pañuelazo que recorrió el país. Ambas actividades estaban previstas para el domingo 29, cuando el intenso temporal impidió que se concretara debido al riesgo de que se arruinara material de alto valor documental.
Apenas habían pasado unos minutos de las 13, cuando la combi de las Madres ingresó a Plaza de Mayo, sorteando rejas y obstáculos propios de las tareas de “remodelación” que el Gobierno de la Ciudad realiza en la histórica Plaza.
Su llegada alteró la tranquilidad del mediodía, transformándola en aplausos, cánticos y abrazos apretados. A esa hora, ya estaba montada, sobre unos pizarrones, una muestra del archivo de la Asociación, compuesta por artículos del periódico de las Madres, históricos comunicados, tarjetas y documentos diversos que dan cuenta de los 41 años de lucha de las Madres.
Además, sobre las rejas, se expuso una muestra fotográfica con imágenes de pañuelos pintados en distintos puntos del país, en respuesta a la convocatoria que las Madres habían hecho para pintar “un millón de pañuelos” ante las baldosas removidas de la Plaza de Mayo con ese símbolo. Cada fotografía estaba anudada a un pañuelo blanco, lo que hacía más impactante su impacto.
El público presente pudo, así, apreciar el valor histórico del Archivo de la Asociación, que en realidad pertenece al pueblo, y compartir una jornada luminosa junto a las Madres.
A las 15:30 en punto, como cada jueves, las Madres comenzaron a marchar, ésta vez con una nueva bandera con la consigna “41 años pariendo memoria y futuro”, el lema con el que decidieron celebrar estas cuatro décadas de lucha. Luego de dos vueltas alrededor de la Pirámide que, esforzadamente, pudieron completar, el grupo que marchaba con ellas continuó haciéndolo, entonando las canciones habituales.
Alrededor de las 16:30, llegó el momento de los discursos políticos, a cargo del periodista Carlos Polimeni, el dirigente sindical Daniel “Tano” Catalano, secretario general de ATE-Capital; y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.
El primero en hacer uso de la palabra fue el secretario general de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano, quien abrió su discurso ponderando la lucha de las Madres de Plaza de Mayo a lo largo de estos más de 41 años y aseguró que fueron ellas las que “mostraron el camino a seguir”. “Ante la duda solo tenemos que mirar donde están ellas, es esclarecedor, nuestro horizonte está marcado por estas mujeres que nos parieron, que parieron la resistencia de todo este pueblo”, afirmó el “Tano”.
Catalano manifestó que las Madres son “una referencia nacional e internacional de lucha”. “Nosotros somos el resultado de años y años de esa resistencia. 41 años de poder interpretar lo que le pasa al pueblo, al país, a la región y al mundo”, agregó.
En otro tramo, el dirigente gremial consideró que el contexto obliga a “asumir con responsabilidad lo que sucede en la actualidad y ver la manera de enfrentar la brutalidad del Gobierno”, en relación a los ataques constantes del Ejecutivo al conjunto de lxs trabajadorxs que día a día sufren las consecuencias de un modelo neoliberal que gobierna para pocos.
El referente de la seccional Capital Federal de ATE destacó a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner , advirtió que fueron sus políticas las que “le dieron presente y futuro a lxs niñxs” y denunció que el gobierno de Mauricio Macri llegó para “destruir todo eso que había costado muchísimo”.
“Fue muy importante que Néstor haya bajado los cuadros. Nosotros fuimos protagonistas de ese hecho histórico y hoy nos toca asumir el compromiso y rebelarnos contra los tarifazos”, señaló Catalano y completó: “Si en el congreso no se resuelven las tarifas hay que llamar a la desobediencia civil. No hay que pagar las tarifas que piden las empresas. Tenemos que tener la capacidad de relevarnos  porque no hay forma de justificar lo que hacen”.
El dirigente también hizo alusión a lo ocurrido durante las últimas dos jornadas, atravesadas por el aumento vertiginoso de la divisa norteamericana: “Hoy tuvimos corrida bancaria y vimos a esa clase media que votó a Macri salir corriendo a buscar los dólares. Esa clase media es responsable de la crisis que vivimos hoy. Son ellos los que confiaron en el neoliberalismo y en este gobierno de oligarcas que nos quiere de rodillas ante los yanquis y los ingleses. Son también la derecha, cómplice de la dictadura militar”, señaló.
Catalano advirtió, al igual que siempre lo hacen las Madres, que el pueblo obtiene la justicia en las calles y las plazas: “Tenemos miedo de quedarnos sin laburo, de no tener que darles de morfar a nuestros pibes, de que cierren las escuelas, hospitales y fábricas. Por eso nos paramos”.
“Somos nosotros los que tenemos que decirles a estos tipos que tenemos un proyecto de país por el cual dar la vida. Tenemos a una Cristina Kirchner vigente y a un parlamento dispuesto a dar la pelea junto a lxs trabajadorxs organizadxs. Y porque tenemos a las Madres y sus 41 años de resistencia”, reivindicó el Tano y se despidió de lxs cientxs de personas que hoy acompañaron a las Madres con un mensaje de aliento: “Fuerza compañeros, tenemos un país, una región por la cual pelear”.
Al término de Catalano fue momento de Carlos Polimeni, periodista de Radio Del Plata y escritor. Polimeni llevó tres textos de distintas personalidades que compartió para todos y todas en Plaza de Mayo. Uno de ellos fue un fragmento de “La poesía es un arma cargada de futuro”, del poeta español, Gabriel Celaya:
(…) Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.
Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho(…)
Luego, Carlos Polimeni leyó un texto del poeta chileno, Pablo Neruda. El poema elegido fue “Los enemigos” que, en otra ocasión, Hebe también compartió en la plaza
(…) No quiero que me den la mano
empapada con nuestra sangre.
Pido castigo.
No los quiero de embajadores,
tampoco en su casa tranquilos,
los quiero ver aquí juzgados
en esta plaza, en este sitio.
Quiero castigo.
El último texto fue “Peatón diga, no”, del mendocino Antonio Tejada Gómez:
(…) Dígalo en todas partes: en su casa, en la feria
en la calle, en los trenes, en la cancha, en el viento;
lléveselo al trabajo de modo bien visible
y lúzcalo orgulloso como un pañuelo nuevo,
después, vaya subiendo en grados subversivos
hasta el no más heroico y de cada momento:
no a las persecuciones, a la atroz carestía,
a los golpes de Estado y a los edictos rengos;
no a los yanquis en Cuba (o en cualquier otra parte),
a la guerra asesina en Vietnam, por ejemplo,
a que humillen la sangre como en Santo Domingo
sumando nuestra sangre a sumados ejércitos;
diga no sin tapujos allí donde le cuadre
hasta que se propague por el país entero,
un no como una casa, grande como una casa
donde un día podamos alojar nuestros sueños
Pero si acaso siente por el aire un sonido
como de pueblo andando caudal en su torrente,
si fueran a buscarlo los compañeros río
para Jordán y limo de sus hondas vertientes,
empínese en la honra de la Patria que amamos
y salga a decir sí,. . . . sencillamente.
Finalmente, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, decidió comenzar mencionando una situación vivida por las Madres en los últimos días. En ese sentido, contó que recibieron una invitación del Parlamento Europeo, que en 1992 les entregó el Premio Sájarov, al que definió como un “Nobel del Parlamento Europeo”. “Hemos ido algunas veces más a entregar ese premio, ahora se cumplen 30 años de que existe y nos invitaron a que viajáramos porque somos una de las pocas que quedamos en la lucha después de recibir el premio”, narró. Continuó: “Ayer a la mañana, otra vez volvimos a ser prepoteadas. Vinieron directamente al archivo, a que lo abriera. La tuvimos que sacar. El archivo es como los hijos: lo defendemos desde hace 41 años. No voy a ir a Estrasburgo porque no voy a dejar el archivo. Antes de dejarlos entrar van a tener que matarme”. “‘No pasarán’ es verdad”, agregó. “Como todos negocian y las Madres, no, nos atacan todos los días”, completó. “No pudieron con nuestros hijos porque están ustedes y no van a poder con las Madres porque también están ustedes”, manifestó entre aplausos.
En otro tramo, Hebe sostuvo que se sentía “orgullosa” de pelear con un gobierno que está “empujando el país a que nos ahoguemos”. En ese marco, retomó los conceptos de Catalano y reclamó una “desobediencia civil”: “Tenemos formas de defendernos. Tenemos que emplear todas las que ideemos para hacer justicia, como nos merecemos”.
Posteriormente, la Presidenta de la Asociación destacó la lucha de Azucena Villaflor de De Vicente, Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco como pioneras y pilares de la lucha de las Madres. “Su conducta fue una gran enseñanza en un momento muy duro”, afirmó. “Luego volvimos a empezar, como tantas veces. Muchas cosas nos pasaron en 41 años”, añadió. “Todos los que tienen hijos saben lo que es el amor al hijo y uno no sabe hasta dónde es capaz de hacer para defender a un hijo. Nosotras prometimos no abandonarlos hasta el último día de nuestra vida”, sostuvo entre aplausos. Al narrar el proceso de organización que realizaron las Madres ponderó la socialización de la maternidad como un elemento fundamental.
En otro tramo, Bonafini aseguró que los hijos, los 30.000, les enseñaron “todo” a las Madres. “La solidaridad y la lealtad como primer parámetro para ser un buen político, la política como parte de la vida para vivir honestamente”. “Nuestros hijos fueron víctimas de un macabro plan que no está muy lejos del que implementan los que están en el gobierno. Despedir de la forma que despiden a los trabajadores es matar de hambre a miles de niños que en las villas están tapados de agua, de mugre, de barro y sin comida. Casi no hay políticos embarrados luchando y peleando por los pibes. Vayamos a los barrios”.
Sobre el cierre de sus palabras, Hebe cuestionó esta democracia que cercena derechos a las mayorías: “¿De qué democracia estamos hablando que matar un pibe por la espalda significa premiar al que lo mató? ¿De qué democracia hablamos si dicen que Santiago Maldonado murió ahogada? ¿De qué democracia estamos hablando si cierran escuelas? ¿De qué democracia estamos hablando, compañeros, por favor, cuando se están llevando toda la guita afuera y destruyendo el país? ¿De qué democracia estamos hablando cuando deshicieron las cosas más hermosas que hicieron Néstor y Cristina? Son de una clase que odian a los negros y pobres, al peronismo. Son re gorilas. Me da lástima porque a los gorilas los quiero: son unos animalitos divinos. Estos son una grandes hijos de re mil puta”.
Para finalizar afirmó que “tenemos que ser muchos en las calle”. “Nuestras fábricas cierran y cierran. Hace dos años que está este tipo y parecen 50. Hay muchos que negociaron con él o trabajar para él”. “Tenemos que luchar por niños felices como soñaron nuestros hijos y como nos merecemos”, completó. “Los políticos nos decían ‘Madres de terroristas’ para que no se acercaran a nosotras. Y nunca dejamos de amar la revolución y a nuestros hijos, que son la revolución”. Por último, sostuvo: “Desde acá, le pido a Cristina que salga a las plazas. No la necesitamos encerrada sino en la plaza con nosotros”.

 

 

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack