Generando cambio

Generando cambio

EDICIONES DE MARZO 2010 PDF Imprimir Correo
Escrito por Redacción Nuevo Pais   
Domingo, 15 de Agosto de 2010 18:25

miércoles 24 de marzo de 2010
REVISTA NUEVO PAIS-NUMERO 32
AHORA EN PAGINA WEB www.nuevopais.tandu.com.ar
NUEVO PAIS

Revista Semanal Independiente- Primer Año- Número 32- Cuarta Semana del mes de Marzo 2010
------------- 2010- AÑO HOMENAJE A LEANDRO ALEM POR LOS 120 ANIVERSARIOS DE LA REVOLUCION DEL PARQUE Y DEL  BICENTENARIO DE LA REPUBLICA
Tandu Webs.com.ar, es el diseñador y creador de la página Web que iniciamos la semana anterior- El popular Andy es el ideólogo y le hemos dado toda la confianza por su profesionalidad para que se haga cargo de nuestra página.
Cada uno de ustedes recibirá a través del correo electrónico el links para entrar a dicha página que se denomina::
HYPERLINK "http://www.nuevopais.tandu.com.ar" www.nuevopais.tandu.com.ar En página 7 aparece la publicidad de Tandu Webs para que requieran información sobre sus actividades
Esperamos vuestra visita y gracias por todo
GUIA JUDICIAL
Vea en página 5 la publicidad de nuestra Guía que desde ESTE MES, saldrá nuevamente en venta para una mejor consulta de cada sitio
Perteneciente a la tarea judicial, con todos los Juzgados, Fiscalías, Organismos Judiciales, etc., con datos concretos y fidedignos de la actividad judicial en Argentina .Informes a HYPERLINK "mailto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla " Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla o al 4521-5279
Índice----------------------------------------------------------------------------------- Pág. 2: Nota Editorial (El Director); Pág. 2: (Gerardo Bova); Pág. 7: De cacas y deposiciones (Carta de Orlando Barone); Pág. 8: La máquina destituyente por Ricardo Foster (Página 12)
RG- PRINT
Librería – Centro de Copiado
Junín 871 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 4961-7852 / 4963-3415
MAXIQUIOSCO "BUENA ONDA"
De los Gallegos Diego Valtuille y Juan Rodríguez
Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ENTRE TEORIAS Y TESIS FREUDIANAS, PICHONIANAS Y LA CULTURA DE EURIPIDES Y SOFOCLES

Por: Gerardo Bova
Como interpretar a nuestros políticos opositores para saber lo que realmente nos quieren dejar y construir
Entre tesis y teorías una desea llegar a la conclusión deseada ante los acontecimientos que se vienen sucediendo en las últimas semanas en la vida política nacional. En realidad no difieren mucho desde que comenzó el conflicto con el campo, pero también se oculta la verdad, ya que el trance con los sectores ruralistas, está plenamente identificado con el estudio de la Ley de Medios que comenzó paralelamente cuando estaba la disputa entre campo y gobierno. Afirmo todo esto con la certeza de que al iniciarse el debate por ésa nueva ley, aparecieron entreveros entre el sector más poderoso de la economía argentina por el pedido de retenciones en el Decreto 125.
El título de la presente columna, intenta demostrar con el comentario completo que las teorías de la psicología y las obras escritas por los filósofos y pensadores griegos, tienen vinculación total entre si y además deja en claro que todo lo que nos ocurre está disfrazado por la mentira que tantas veces denunciaba en sus obras Raúl Scalabrini Ortiz.
Entonces vayamos dilucidando aquellas premisas del "como si" y "el pensar en el otro" de origen freudiano y aplicado por Pichón Riviere. Casi la plena identificación en las teorías freudianas y pichonianas, avalan el contenido que sugiero leer detenidamente y entre líneas en la presente nota. Hoy me escapo del léxico que ustedes conocen en mis escritos habituales, porque esta situación requiere de un estudio muy concreto y profesional, por encima de lo que dicta el corazón o las preferencias ideológicas.
Y apuntando en ese sentido, nos daremos cuenta que de aquella Argentina Real que pregona la presidenta hacia la otra Argentina Virtual que proponen algunos sectores opositores y los medios corporativos, existe una diferencia abismal en conceptos y hechos reales.
Mientras la oposición más dura que ha tenido un gobierno democrático, con el claro agravante que se trata de perjudicar a una administración transparente y defensora de los intereses nacionales y populares, en el día a día se observa notoriamente que los sectores que se oponen y enfrentan con el Ejecutivo, aplican el "como si" para confundir totalmente y llevar a la desconfianza y desesperación a toda una población que no sabe a quien creer.
Como es sabido la mayoría del pueblo argentino se nutre de las informaciones que les ofrecen diarios, emisoras radiales y televisivas del mismo multimedios, y es muy difícil encontrar el equilibrio para creerle a la otra parte. Si agregamos que no casualmente su publica más los supuestos enriquecimientos del matrimonio Kirchner; el crecimiento en los patrimonios de los colaboradores directos de la pareja presidencial y las adjudicaciones de licencias y licitaciones dudosas para estos medios, que obtienen empresarios allegados al gobierno, todo indica que resulta problemático concientizar a una sociedad que todo lo recibe del mismo lado.
Claro, mientras sucede todo lo comentado, el gobierno hace, hace y hace, pero la difusión de cada obra terminada, en realización y en vías de ejecución no aparecen con el especio que se merece y solo en los intervalos de los partidos de futbol que se pasan por el canal público uno puede darse el lujo de enterarse de la realidad, algo que supera netamente a la presunta verdad que es algo totalmente distinto.
¿Cómo se logra entonces que la población se entere de todo lo real? Es imposible encontrar huecos que permitan poner en práctica a los personajes de Eurípides o Sófocles en sus obras, donde cada uno de los actores eran protagonistas de un todo y a todos les llegaba proporcionalmente y de manera equitativa la forma de sentirse como tal. No había trampas, aunque debemos ser realistas en que las etapas de vida no tienen nada que ver con la actual, más que nada por el solo hecho que no existían los medios corporativos de nuestros tiempos.
Pero el sector que se identifica con la vieja forma de hacer política en Argentina, no solo entorpece el accionar e iniciativa del Ejecutivo, sino que además intenta sumar adeptos a "la causa" que pregonan en combinación con algún juez o jueza cuestionada y ahora agregan a la jerarquía eclesiástica para que tomen fuerte protagonismo en la situación y "presionen" al gobierno en la búsqueda de los consensos y diálogos necesarios en la concreción de su proyecto. Es evidente que esta teoría la acrecientan, por un lado, al verse perdidos en la verdadera discusión que es la parlamentaria a pesar de que desean hacer creer a la sociedad que el gobierno no quiere el famoso debate, y por el otro, intentando ridiculadizar al Ejecutivo como si no conociera lo que dice la Constitución.
Claro está entonces lo del "como si" y la falta de "ponerse en el lugar del otro" por lo siguiente: El veto presidencial, según el Artículo 83 de nuestra Constitución Nacional es clarísimo, SE NECESITA LOS DOS TERCIOS DE LAS CAMARAS PARA ANULAR EL VETO, y ellos argumentan que la presidenta actúa inconstitucionalmente y solicitan a la Justicia que tomen cartas en el asunto para anular lo que firma Cristina y lo más grave que permiten que el vice Julio Cobos (ponerse en el lugar del otro) actúa como neto opositor, pero no les interesa en lo más mínimo como queda nuestra sociedad que está en el medio del berenjenal, ni tampoco ponen énfasis en demostrar que el pueblo está por encima de todo el resto. De Cobos, ni hablar, ha superado todo lo imaginable en materia política del país y allí sí tenemos que estudiar o repasar toda la teoría de Freud y la adaptación de ellas de Pichón Riviere.
Vamos a seguir en las siguientes semanas con todos estos inconvenientes y sorteando piedras que la oposición va poniendo día a día en el camino y cuando la Justicia sentencia a favor de la oposición dirán que la corrupción del Ejecutivo y la interferencia en la Justicia avanza sin medidas, y cuando lo hace a favor del Gobierno, dirán que los jueces están ligados al matrimonio Kirchner, mientras tanto hablan de la libertad de prensa "como si", pero obligan a comprar el papel para sus diarios a Crónica, Diario Popular, El Cronista, etc., etc, y paralelamente le "ponen un negocio al lado" regalando el diario La Razón que solo ellos pueden distribuir en los andenes de estaciones ferroviarias, de Subte y lugares estratégicos, pero no hacen lo mismo con el diario El Argentino, con clara identificación con el gobierno, ya que éste medio solo puede distribuirse en las veredas de la ciudad capital y aledaños.
Pregunten a cualquier canillita de estaciones ferroviarias o aquellos que venden en los trenes la cantidad de diarios que vendían hace unos 5 años y los que venden ahora. Pero para Clarín, dueño de La Razón eso no significa cortar la libertad de expresión, es sólo una viveza comercial. Todo un despropósito.
Ha llegado la hora fundamental en la política argentina, y la cual debe ser interpretada por su sociedad, que es necesario aprender la consigna de Pichón Riviere de aplicar la "adaptación activa a la realidad" y tal vez desde ése ángulo y en el "ensayo y error" de cómo entrar en este dilema, estaremos en condiciones de ver y optimizar lo que percibimos con un amplísimo contenido de racionalidad para no entrar nunca más en la sumisión de las informaciones que tienen como premisa engañar para concretar proyectos propios y no los que benefician a un todo, que somos ni mas ni menos que todo el pueblo.

EL ALUMNO
Centro De Copiado y Servicios
Gráficos
José E. Uriburu 710 Teléfono 4953-3820 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
DIGITALRENT
Alquiler de Fotocopiadoras
Teléfono: 4373-6292 HYPERLINK "mailto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla " Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
HYPERLINK "http://www.digitalrent.com.ar/" www.digitalrent.com.ar

Por: Orlando Barone (carta abierta a la sociedad)
/ADN_ORLANDO_BARONE_012.jpg" \* MERGEFORMATINET
Viernes 19 de marzo de 2010
HYPERLINK "http://orlandobarone.blogspot.com/2010/03/de-cacas-y-deposiciones.html" De cacas y deposiciones
Hoy no habrá carta. Un problema personal se interpone a mis deseos. Nada grave. Veré en las próximas horas si algo me inspira. En tanto algunos colegas no cesan de otorgarme distinciones: a la del "peor" periodista otorgada por la revista "Noticias", se agrega ahora la de "pelotudo" y otras derivaciones que me atribuyó Chiche Gelblung con la aquiescencia de "qué te pasó" Tenembaum. Acerca de esta última distinción he hecho algún mérito para recibirla: porque en reacción ante una ofensa pública de Gelblung al intelectual José Pablo Feimann yo le dije al ofensor que era una "caca" de ameba. La insignificancia del excremento parece agraviar a Gelblung más que si lo hubiera comparado con una desproporcionada deposición de hipopótamo. O con una red cloacal, por ejemplo. ¡Dios me libre! Pero en cambio fui cauteloso ya que una ameba es un mínimo protozoo invisible e inasible salvo en laboratorios. Lo que es evidente es que algo "nos pasa y nos está pasando" a los periodistas y al periodismo. Me quedo con la definición de mi compañero de 6,7,8 Barragán: " acaso el periodismo esté muerto y lo que se ven son gusanos". De ser así habrá que apurarse a hacerlo resucitar, para que en lugar de gusanos el periodismo sea ejercido por especies superiores. Hay que seguir creyendo en la teoría de Darwin acerca de la evolución de las especies. Y sobre todo interrogarnos acerca de por qué si las especies evolucionan a lo largo de la historia, nuestra especie periodística, en su mayoría, ha venido haciendo lo contrario. Ah, ¿Y la sociedad? Consumir medios y periodistas sin prevención, crítica ni profilaxis, no la exime de culpa.-
Carta abierta leída por Orlando Barone en Radio del Plata el 19 de Marzo
Nota publicada en el prestigioso matutino argentino.-
La máquina destituyente no es un invento; funciona a pleno
Escrito por Ricardo Foster Jueves, 11 de Marzo de 2010 12:40 La máquina destituyente está funcionando a pleno, su objetivo es inmovilizar al Gobierno quebrando su capacidad para seguir generando políticas de transformación y forzándolo a implementar una política de ajustes. Ese hilo rojo del golpismo argentino, ese que tiene una larga y oscura tradición que se remonta a la década del ’30 y que luego fue horadando cualquier intento en democracia por limitar el poder de las corporaciones económicas, ha vuelto a manifestarse con especial virulencia casi desde el inicio del mandato de Cristina Fernández.
El espejo hondureño está allí para que podamos observar hacia dónde intenta dirigirse la mayor parte de la oposición, de qué modo busca deslegitimar al Gobierno poniendo en funcionamiento la tesis golpista que anuncia que "hay que salir en defensa de las instituciones democráticas contra aquellos que, desde el interior mismo de la democracia –léase antes Zelaya, ahora Cristina, buscan debilitarlas y someterlas a sus designios autoritarios" (de Vargas Llosa a Elisa Carrió a la que últimamente acompaña, aunque diferenciándose, eso nos dice, por su proyecto popular y nacional, Pino Solanas en virulencia retórica y en amenazas de judicialización, pasando por nuestros mansos socialistas santafesinos expresados por Giustiniani que no dudó en votar junto con Reutemann y las opiniones "republicanas" de los editorialistas del diario de Mitre, ésa es una parte no menor de la estrategia de horadación).

PARRILLA AL CARBON --- TUCUMAN 907
Teléfono 4322-4017
"Wild Ranch"
Un encuentro con amigos compartiendo Parrilla, Bebidas,
Sándwiches y Minutas de lunes a viernes hasta las 17,30
Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Estudio Jurídico
Juan Pablo Reisin
Abogado
Civil y Comercial – Traductor en Francés e Inglés
Tucumán 893 5to Piso "N" TEL, Fax: 4328-2670-
NUEVO PAIS
Revista Semanal de distribución gratuita. Primer Año - Número 32-
Cuarta Semana de Marzo-2010
HYPERLINK "http://www.nuevopais.tandu.com.ar" www.nuevopais.tandu.com.ar
Editor: Nuevo País (sociedad de hecho)
Director Responsable: Prof. Gerardo Bova
Redacción: Gustavo Rachio
Columnistas en este número: Gerardo Bova; Orlando Barone; Ricardo Foster
Domicilio: Callao 44- Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 011-15-5852-5259
Email: HYPERLINK "mailto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla " Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Registro Propiedad Intelectual: En Trámite
Tirada del presente ejemplar: 5 mil ejemplares
------------------------------------------------------------------------------------------------
La Editora y Dirección General, se hacen responsables del contenido de cada nota publicada en este medio.-
Nuestro ejemplar se distribuye gratuitamente en los siguientes lugares de Buenos Aires: Obelisco; Estaciones Retiro (Mitre); Constitución; Once; Chacarita; Congreso, Pra.Junta y Liniers.-
De no conseguirlo, solicítelo por mail a HYPERLINK "mailto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla " Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
En este número, además de los 1000 ejemplares distribuidos en los puntos neurálgicos de Buenos Aires, se enviaron por correo electrónico
Al país 44.978 mail y 7.864 a correos de distintos países del continente (Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Venezuela, Panamá, Costa Rica,
México, Colombia, Chile, República Dominicana, Puerto Rico, EE.UU. y Ecuador), e Italia, Mónaco, Francia, Suiza, Suecia Sudáfrica, Portugal y España, Israel, El Salvador, Honduras, Australia-
Con los organismos nacionales incluidos, entre ellos Enargas; Anses; Jefatura de Gabinete; Congreso de la Nación; Ministerio De Desarrollo Social; Ministerio del Interior y Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas, hemos superado en éste número los 223.236 correos distribuidos.
Publicado por Gerardo Bova en 06:55 0 comentarios
martes 16 de marzo de 2010
REVISTA NUEVO PAIS - NUMERO 31
NUEVOPAIS
Revista Semanal Independiente- Primer Año- Número 31- Tercera Semana del mes de Marzo 2010
------------- 2010- AÑO HOMENAJE A LEANDRO ALEM POR LOS 120 ANIVERSARIOS DE LA REVOLUCION DEL PARQUE Y DEL  BICENTENARIO DE LA REPUBLICA

Tandu Webs.com.ar, es el diseñador y creador de la página Web que iniciamos hoy. El popular Andy es el ideólogo y le hemos dado toda la confianza por su profesionalidad para que se haga cargo de nuestra página.
Cada uno de ustedes recibirá a través del correo electrónico el links para entrar a dicha página que se llamará:
www.nuevopais.tandu.com.ar
En página 7 aparece la publicidad de Tandu Webs para que requieran información sobre sus actividades
Esperamos vuestra visita y gracias por todo

GUIA JUDICIAL
Vea en página 4 la publicidad de nuestra Guía que desde ESTE MES, saldrá nuevamente en venta para una mejor consulta de cada sitio
Perteneciente a la tarea judicial, con todos los Juzgados, Fiscalías, Organismos Judiciales, etc., con datos concretos y fidedignos de la actividad judicial en Argentina .Informes a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla o al 4521-5279
Índice----------------------------------------------------------------------------------- Pág. 2: Nota Editorial (El Director); Pág. 3: Debemos ser amigos… (Gerardo Bova); Pág. 7: La cara del gran Inquisidor (Carta de Orlando Barone); Pág. 8: Columna Deportiva, por Gustavo Rachio; Pág. 9: Factores de Poder, Alfredo Zaiat, nota de (Página 12); Pág. 12. El conflicto agropecuario… (Por: Eduardo Anguita, Buenos Aires Económico.-
NOTA EDITORIAL
Estamos orgullosos, contentos y ansiosos por ver nuestra revista en la página Web. A partir de éste número cada uno de ustedes puede visualizarla en la pantalla y desde ya nos posibilita llegar al gran público sin necesidad de recibir cada muestra por correo electrónico.
De cualquier forma, si cada uno de los lectores prefiere seguir leyendo habitualmente cada ejemplar como hasta el presente, nosotros seguiremos enviando tal requerimiento, pero en otro programa para que no les signifique pérdida en el almacenamiento de sus adjuntos. Somos realistas y tenemos en cuenta que un peso de más de 6 o 7 megas se hace problemático para cualquiera, sobre todo para aquellos que utilizan la computadora con fines laborales o profesionales.
El ingreso a la página Web, nos permitirá tener un contacto más fluido y vuestros comentarios u opiniones serán publicados sin excepciones, aunque no mantengamos cuotas de acuerdo, la idea principal es que se convierta en una tribuna abierta con el objetivo de que cada uno de ustedes se sienta protagonista de nuestra publicación.
Desde ya no vamos a publicar aquellos comentarios que se salen de los carriles normales, del respeto mutuo y de las ideas. No vamos a tolerar insultos o palabras obscenas, ya que no es el estilo que deseamos profundizar
Que disfruten las buenas nuevas…
Hasta la próxima…
El Director

RG- PRINT
Librería – Centro de Copiado
Junín 871 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 4961-7852 / 4963-3415
MAXIQUIOSCO “BUENA ONDA”
De los Gallegos Diego Valtuille y Juan Rodríguez

Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

¿DEBEMOS SER PADRES O AMIGOS DE NUESTROS HIJOS?
Por: Gerardo Bova
Dejaré esta semana el comentario habitual de los momentos políticos, tal vez con la intención de que se vaya aclarando día a día, en la brevedad para informarles con mayor énfasis y realismo lo que ocurre. Además, otros profesionales se encargan de escribir sobre los temas candentes de cada semana.
Deseo fervientemente hacer hincapié en los hechos que se repiten con relación a seres que pierden la normalidad y cometen aberraciones como la del arquitecto que ha tenido abusos y violaciones con menores a través del Chat. Algo que no tiene que asombrarnos porque ocurre en todo el mundo, pero si debemos preocuparnos, o mejor dicho ocuparnos, para encontrarle una solución adecuada y no vuelva a ocurrir jamás.
Seguramente desde una óptica ajena a los hechos o para decirlo con mayor claridad, desde afuera, es más fácil dar opiniones sobre estos casos, pero debemos hacernos una autocrítica, cada uno de los seres que somos padres, ya que el silencio y la desidia han sido factores principales para que nuestros hijos se conviertan en personas desprotegidas. No pasa solamente por las leyes, ni por la actuación de la policía o de los jueces, esto tiene absolutamente que ver con el trato padres-hijos y como se toma los temas que requieren mayor seriedad y cuidado entre la familia.
Es evidente que la tecnología que avanza diariamente en contraposición con el accionar humano, ya que es más veloz la que impone la máquina a pesar que fue creada por el hombre, pero no se ha tomado los recaudos para solucionar inconvenientes como los que se presentan. Tal es así que en materia legislativa, en todo el mundo, todavía no hay una clarificación sobre una jurisprudencia que pueda condenar a los infractores o delincuentes que abusan de las debilidades del sistema de Internet.
Se requiere conocimientos muy puntuales sobre la legislación en informática, y a decir verdad no conozco más de 2 o 3 profesionales en el país que estén “empapados” en el tema. Es más, ni siquiera son legisladores, así que están fuera del circuito parlamentario.
Todas estas situaciones de abusos sexuales, violaciones, fíjense que se dan más en las instituciones educativas privadas que en el marco público, pero esto requiere otro tipo de estudio que merece un amplio espacio y además un verdadero debate entre la comunidad educativa que concurre a las escuelas de carácter privado. No es éste, el ámbito de discusión sobre la calidad de la enseñanza pública y privada o la contención que se le tiene al estudiante en ambos modelos de aprendizaje

Lo que más me preocupa y que tiene directa identificación con el título de ésta columna, es la forma de trato que existen en la actualidad entre padres e hijos.
Tengo innumerables amigos que habitualmente me dicen que ellos se sienten más amigos que padres de sus progenitores.
Entonces cabe la pregunta que me hacía y les transmito en el título. ¿Debemos ser padres o amigos?
Resueltamente me inclino a decir que en primera instancia somos PADRES, algo que en estos tiempos requiere de un mayor compromiso y nos obliga a estar junto a ellos hasta que tengan la edad suficiente para manejarse solos en la vida.
No son los mismos tiempos que cuando nosotros éramos jóvenes. Se viven horas y circunstancias totalmente distintas y el compromiso de padres es aún mayor que en épocas anteriores.
La amistad es otra cosa, y me parece ingenuo estar diciéndoles que significa, ustedes son adultos y me parece una falta de respeto de mi parte, andar diciéndoles cosas como poniéndome en lugar de profesor o de psicólogo.
Pero no está mal puntualizar que el amigo todo lo concede y si no está de acuerdo en algo, mayormente lo deja pasar porque la amistad todo lo puede y todo lo cubre. El padre tiene la obligación y compromiso como tal de poner límites que no significan ni censura, ni represión con sus hijos, sino que son los límites normales para que sepan cada uno de los adolescentes en que momento deben poner freno cuando se desvían del camino de la conducta, de la ética y de códigos normales de la convivencia entre los seres humanos. Además los peligros habituales que se viven en una sociedad conflictiva, solo los padres, por ese amor natural, son los que tal vez pueden hacerle comprender con un sentido real. No tienen porque existir problemas para poner límites, y digo esto ya que muchos padres pareciera que sufren más que los hijos si deben poner frenos en algunas actitudes de los hijos, muchas veces pensando que pueden tener algunas alteraciones de índole traumática si no se actúa de la forma que se debe actuar.
Este es el tema principal para evitar los hechos que diariamente vemos extrañados en los medios, cuando nos enteramos de las violaciones producidas por enfermos mentales en contra de nuestros niños. Si tuviéramos un acercamiento más profundo con nuestros hijos, al menos se evitarían hechos tan desagradables que son irreversibles y que marcan para toda la vida a estos impúberes que vivarán frustrados todas sus vidas, hasta perder la posibilidad de formar familias con ése calvario eterno. Esto no es cuento, conozco muchos casos que terminaron de ésta manera.
Muy claro entonces, comencemos a ser padres, la amistad la lograrán en la vida con otros seres.
EL ALUMNO
Centro De Copiado y Servicios
Gráficos

José E. Uriburu 710 Teléfono 4953-3820 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

DIGITALRENT
Alquiler de Fotocopiadoras
Teléfono: 4373-6292 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
www.digitalrent.com.ar

Por: Orlando Barone (carta abierta a la sociedad)
Jueves 11 de marzo de 2010
La cara del Gran Inquisidor
Gerardo Morales, sin túnica sacerdotal, sin capucha ni instrumentos de tortura, y sin otra demostración que una sentencia anticipada, le negó a la honorable acusada la más básica chance de absolución. Morales, contradiciendo moralmente a su apellido, demoliendo las ruinas populares de su antiguo partido, pisoteando la última evanescencia popular del entierro de Raúl Alfonsín, anunció la negativa de su bando a seguir escuchando a la acusada. Lo hizo con la cara matona y sin máscara de un miembro del Ku Kux Klan ya lanzado a envanecerse de su mala condición y sin complejos de revelar su identidad llena de prejuicios. Tuvo, eso sí, una virtud gestual. Y se contuvo de amenazar a Marcó del Pont haciéndole con la mano la señal de la guillotina. O la del potro, aquel suplicio con que eran despachados los herejes. Pero la malicia le bailaba en sus ojos de insignificante intérprete del diablo, sin la calidad de aquel diablo de Al Pacino. La moralidad de Morales es desde ayer histórica. En un sentido de historia de bolsillo, de graffiti. Interpretó en el tribunal opositor y linchador del Senado, el feroz y triste papel del odiador medieval. Algunos de sus aliados/as que lo rodeaban podrían personificar sin disfraz de época papeles de perseguidores. Pero el empeñoso ascenso de Morales, en la inmoral escala de los inquisidores, le permitió sentenciar a una mujer con un argumento de insuficiencia ideológica y de suspicacia machista. Mercedes Marcó del Pont, femenina, lúcida y culta ,fue enjuiciada por su presunta mala actitud y su falta de humildad, por ese inquisidor al que el sismo de detrás de los Andes le debe haber repercutido corriéndolo más a la derecha. Si es que hay más hacia la derecha de Morales. Imagino que de llevar uniforme y botas procesistas hubiera lucido más democrático que con traje y corbata. Pero los tiempos obligan al mimetismo más correcto. Y sobre todo en esta Argentina donde para cancelar ideologías inquietantes ya no se usan cañones ni mazmorras sino medios, jueces y constitucionalistas. No es fácil la faena de Gerardo Morales. Hay que tener lo que él tiene para poder ejercerla. No se crea que lo que tiene es eso de lo que todo varón se pavonea. No .Lo que él tiene es odio. A él le sale más natural que la inteligencia.
Carta abierta leída por Orlando Barone en Radio del Plata el 11 de Marzo
COLUMNA DEPORTIVA
Por Gustavo Rachio
EL ROJO SIGUE MANDANDO EN EL FUTBOL
Habiendo terminado la fecha novena del certamen superior del futbol argentino, Independiente pareciera que anda por el camino de la buena suerte y se mantiene en la punta en soledad. Sus actuaciones dejan mucho que desear, se agrupa bien atrás y sale de contragolpe durante todo un encuentro, sobre todo cuando consigue un gol tempranero como lo hizo contra Chacarita y también con Tigre.
No demuestra la solidez de un futuro campeón, pero es evidente que la suerte anda de su lado y ya se postula como un firme candidato, teniendo en cuenta la irregularidad del resto.
Desde ya, esto anda por la mitad y debemos tener en cuenta que Estudiantes, Banfield, Vélez Sarsfield, Godoy Cruz, Newells (a pesar de la derrota) tienen chances agigantadas, sin dejar de nombrar a Argentinos juniors que está realizando un certamen atractivo, y el cierre de la jornada le brindó un excelente triunfo frente a Racing.
Tal vez el éxito de mayor resonancia lo brindó Tigre que apabulló a Boca, sin dejarlo pensar y borrándolo de la cancha con un terminante 3 a 0. Las falencias del club de la Ribera se acentúan fecha a fecha y el próximo domingo en el clásico con River, ambos con un torneo mediocre dirán en que condiciones están para seguir peleando por cosas importantes. Ya lo de Boca es tan preocupante como lo de River en los torneos anteriores.
Habrá que esperar la fecha que termina en el día de hoy y desde allí se puede visualizar un panorama más concreto.
A pesar de todo lo comentado, de los grandes se espera todavía más, pero no aparecen aunque obtienen esporádicamente un éxito que les pueda reivindicar la confianza.
Boca, River, Racing y San Lorenzo, tendrán que levantar su nivel con un giro de 180 grados para demostrar que mantienen sus pretensiones. Cosa difícil por el momento. Tendrán que esperar un torneo más.
El descenso si que está apasionante y todo indica que seguirán luchando por mantener la categoría los mismos de los últimos años, Gimnasia, Rosario Central, Racing, sumados a Chacarita y Atlético Tucumán.

Nota publicada en el prestigioso matutino argentino.-
Factores de poder
Por Alfredo Zaiat
El análisis económico y político transita por cómodos carriles cuando la discusión se concentra en las formas o en cuestiones teóricas sobre la organización de una sociedad. Las diferencias quedan reducidas a enfoques superficiales dando la impresión de que no existe mucha distancia entre unos y otros. En esa dinámica el desafío es encontrar un consenso sobre cuál es la política correcta a implementar. Los términos de moda como instituciones, diálogo y negociación adquieren así una dimensión abarcadora, como si fueran la llave maestra para encarar los problemas. Se instala la idea de que las discrepancias son mínimas, en ciertas medidas morales sobre la cosmovisión del mundo, y que la presencia del conflicto se debe a posturas irracionales, intransigentes o a comportamientos autoritarios. Si bien esas actitudes pueden asomar en ciertos momentos y protagonistas, esas características tienen escasa relevancia en el debate de fondo, que la mayoría de los análisis económicos ignoran o tocan marginalmente: la actuación de los factores de poder, que no es otra cosa que la influencia de las corporaciones para orientar políticas que defiendan sus intereses. En muchas juiciosas declaraciones resulta llamativa la ausencia de esos actores principales en la evaluación de las recientes crisis políticas precipitadas por iniciativas económicas. En algún punto, la omisión de la acción del poder económico revela el grado de subordinación de un sector de la sociedad para comprender el transcurrir de un proceso económico y social. Reducir el conflicto del Banco Central y las reservas a una puja de modales entre el oficialismo y la oposición o a una discusión leguleya e institucional sobre los decretos de necesidad y urgencia es bastante limitado. Y colabora en algún sentido para ocultar cuestiones relevantes y la actuación de los factores de poder.
La reacción que ha provocado en el amplio abanico de primeros actores de la escena política y económica la iniciativa de pagar deuda con reservas ha sido insólita. Se oponen sectores conservadores que tienen una extensa foja de servicios como endeudadores seriales y pagadores obsecuentes sin escatimar esfuerzos ni preocuparse en el método, desde refinanciar a tasas usurarias hasta la liquidación de empresas estatales. También se sumaron al bloque del rechazo grupos definidos como de centroizquierda que siempre resistieron el pago de la deuda porque implicaba diseñar planes de ajuste sobre los sectores populares. El desarrollo del endeudamiento del país ha tenido varias etapas y la actual no es la misma que las anteriores, tanto por las fuentes de pago como por los condicionamientos asociados a esa carga. No saber diferenciar las particularidades de cada período provoca un desorden conceptual, que es una táctica rendidora para la tribuna mediática, pero carece de la virtud de analizar ese proceso como parte de un recorrido histórico con sus aspectos distintivos.
La cancelación de deuda con reservas es una medida que significa un avance cualitativo en aliviar la carga de los pasivos públicos sobre el presupuesto y, por lo tanto, sobre partidas tan sensibles a la corriente progresista. Esto no significa que no deba discutirse la necesidad de una reforma tributaria, el destino del gasto o la estructura del presupuesto nacional. Pero mezclar los temas se parece mucho a la estrategia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien en su mediocre gestión en el área de precios parte de supuestos equivocados para construir una historia que satisface los deseos de solución del problema por parte del poder político, pero con la previsible –y comprobada– frustración. Esa forma de actuar no trata con rigurosidad la cuestión central y sólo sirve para confundir.
Desde que la deuda empezó a ser una pesada mochila para la economía, en la década del ’80, la forma de atender los vencimientos de intereses y capital consistió en la emisión de deuda interna y externa y el ajuste de las cuentas públicas para generar el excedente necesario para saldar los compromisos. Con más o menos intensidad, según el momento, esas vías de tratamiento de la deuda profundizaban las restricciones de la política económica. Las medidas para reducir el gasto público y así liberar recursos para pagar tuvieron consecuencias nefastas. En tanto, la opción de nueva deuda tuvo épocas de esplendor con el festival de bonos del radicalismo en el gobierno de Alfonsín, con el Plan Brady y posteriores emisiones de más títulos en el menemismo, para concluir con el blindaje y megacanje durante la administración De la Rúa. Ese proceso derivó en la pérdida casi total de autonomía para la política económica que concluyó en el default más grande de la historia moderna: 81.800 millones de dólares. Esta cesación de pagos, que aún continúa en una porción de 27 mil millones (holdouts y Club de París), fue en la práctica un repudio a la deuda, instancia que ciertos sectores hoy reclaman ignorando ese acontecimiento y sus implicancias (fuerte quita del capital, extensión de los plazos y prolongado castigo al país del mercado financiero internacional, que aún perdura). Argentina no tiene que seguir la experiencia de Ecuador por una sencilla razón: el recorrido ecuatoriano fue realizado sobre la huella argentina, incluso en una magnitud y profundidad menor, lo que se presenta como un sinsentido plantearlo en sentido inverso.
La administración kirchnerista impulsa el pago de la deuda con reservas ante la evaporación del superávit fiscal en 2009, fondos utilizados para amortiguar los costos económicos y sociales del shock externo, como se explicó la semana pasada en esta columna. Lo hace por necesidad más que por una definición estratégica. Pero esto no invalida esa sustancial medida sobre el uso de recursos y fuentes de financiamiento. También es cierto que ese superávit se mantuvo en el período 2003-2008 con el grueso de la recaudación por retenciones que permitió pagar deudas, lo que significó que no tuviera efectos contractivos y recesivos. De todos modos, aunque no hubiera habido crisis internacional y aún se mantuviera un elevado excedente de las cuentas públicas, igual debería impulsarse la cancelación de pasivos externos con reservas del Banco Central. En realidad, debería ser una exigencia de grupos que dicen preocuparse por el destino de los sectores postergados. Porque esa estrategia responde a reclamos tradicionales contra el pago de la deuda con ajuste fiscal y contra un mayor endeudamiento que empobrece a las mayorías. Pagar con reservas evita esos senderos conocidos y amplía el horizonte para debatir con más margen de autonomía la capacidad de intervención estatal a través del gasto público.
El discurso oficial no colabora en comprender el salto cualitativo que implica destinar reservas para pagar deuda. Una y otra vez en este conflicto que se extiende por casi cien días han señalado que esa iniciativa lograría bajar la tasa de interés para colocar nueva deuda, reducción que mejoraría la “imagen” de la economía local en el mercado internacional, lo que atraería más inversiones externas y facilitaría el financiamiento del sector privado. Es un argumento débil y erróneo. Argentina transitó estos años de crecimiento record sin financiamiento externo en una saludable estrategia de minimizar la dependencia respecto del capital externo en lugar de profundizarla.
Si en ese contexto discursivo además se insiste con no tocar las reservas o con usarlas para el gasto interno, se fortalece la corriente conservadora que impulsa lo que sabe hacer: tomar deuda a tasas de usura y/o aplicar un ajuste fiscal. Las reservas son para pagar deuda, importaciones y definir la orientación de la paridad cambiaria. Esto es lo que se estuvo haciendo en estos años, además de financiar la fuga de capitales. La diferencia es que ahora el Tesoro compra las reservas con un bono a diez años en lugar de adquirirlas en efectivo con recursos del fisco. A esta altura resulta paradójico el cuestionamiento a esa alternativa de pago, puesto que disminuye la necesidad de endeudamiento en divisas en un contexto donde se ha reducido sustancialmente el peso de la deuda en la economía.
Buenos Aires Económico
El conflicto agropecuario y el del Banco Central
Eduardo Anguita
Si en al­go coin­ci­den los ana­lis­tas es en que, a me­di­da que pa­san los días, el pa­go de los com­pro­mi­sos ex­ter­nos con re­ser­vas del Ban­co Cen­tral tie­ne mu­chas coin­ci­den­cias con la pe­lea por de­fen­der las re­ten­cio­nes mó­vi­les a la ex­por­ta­ción de gra­nos. La gran di­fe­ren­cia a la vis­ta es que los sec­to­res agro­pe­cua­rios lo­gra­ron una ad­he­sión so­cial y que fue­ron las en­ti­da­des em­pre­sa­ria­les las que die­ron la ca­ra por aque­lla ba­ta­lla. Fue, sin más, la lu­cha de sec­to­res pri­vi­le­gia­dos por evi­tar que la ren­ta ex­traor­di­na­ria fue­ra rea­sig­na­da por el Es­ta­do. Na­die pu­do con­ven­cer, en el fra­gor de la pe­lea, a la cla­se me­dia que el be­ne­fi­cio fa­bu­lo­so de los so­je­ros se de­be a que el dó­lar es­tá sos­te­ni­do por una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca só­lo po­si­ble con su­pe­rá­vit fis­cal y con abun­dan­tes re­ser­vas en el Ban­co Cen­tral. Con otra pa­ri­dad cam­bia­ria, el mo­de­lo so­je­ro se des­gra­na­ría a una ve­lo­ci­dad im­por­tan­te. La he­te­ro­gé­nea opo­si­ción po­lí­ti­ca tu­vo un éxi­to muy im­por­tan­te el miér­co­les pa­sa­do al lo­grar que la com­po­si­ción de las co­mi­sio­nes del Se­na­do sea to­tal­men­te fun­cio­nal a im­pe­dir cual­quier ini­cia­ti­va por par­te del Eje­cu­ti­vo. Da­do que los ana­lis­tas po­lí­ti­cos es­tán en­ro­la­dos con po­cos ma­ti­ces en es­ta pe­lea, pa­ra al­gu­nos es­to ex­pre­sa la mio­pía del kirch­ne­ris­mo, da­do que mues­tra su po­ca ca­pa­ci­dad de ma­nio­bras fren­te a un es­ce­na­rio ad­ver­so en el Con­gre­so. Pa­ra otros, más allá de las for­mas y las ha­bi­li­da­des dis­cur­si­vas, lo que que­da al des­cu­bier­to, es la ce­gue­ra de ce­rrar fi­las con el con­ser­va­du­ris­mo y el neo­li­be­ra­lis­mo. Quie­nes hoy apun­tan con­tra Mer­ce­des Mar­có del Pont tie­nen un so­lo acuer­do: que el ti­ro va­ya di­rec­to al co­ra­zón del mo­de­lo. Y lo de­ja­ron cla­ro cuan­do ex­pre­sa­ron que la deu­da ex­ter­na só­lo se de­be pa­gar con par­ti­das del Pre­su­pues­to y las vo­ces de ali­vio que se es­cu­chan son pa­ra ad­ver­tir que una re­vi­sión del Pre­su­pues­to vo­ta­do el año pa­sa­do se­ría la gran so­lu­ción pa­ra evi­tar pe­leas en­tre her­ma­nos. Qui­zá re­sul­te, co­mo tan­tas ve­ces en po­lí­ti­ca, una sa­li­da, un acuer­do, una ma­ne­ra de evi­tar un des­gas­te que, sin du­da, gol­pea más al kirch­ne­ris­mo que a sec­to­res opo­si­to­res por el sim­ple he­cho de que es­te es­ce­na­rio tie­ne cos­ta­dos com­pli­ca­dos, por­que el Ban­co Cen­tral tie­ne una car­ta or­gá­ni­ca que es­tá pen­sa­da más pa­ra ser fun­cio­nal a la ban­ca pri­va­da con­cen­tra­da que a las ne­ce­si­da­des del país. Por eso, pre­ci­sa­men­te, Mar­có del Pont ha­bía pro­pues­to una mo­di­fi­ca­ción ha­ce dos años. Por­que los ejem­plos de pa­go de deu­da con re­ser­vas se die­ron en va­rios paí­ses del con­ti­nen­te y tam­bién se hi­zo ba­jo las pre­si­den­cias –del Cen­tral– no só­lo de Mar­tín Re­dra­do cuan­do Nés­tor Kirch­ner era pre­si­den­te si­no tam­bién de Al­fon­so Prat Gay cuan­do Eduar­do Du­hal­de es­ta­ba en la Ca­sa Ro­sa­da. Cla­ro, en esas opor­tu­ni­da­des a nin­gún opo­si­tor se le hu­bie­ra ocu­rri­do ti­rar dar­dos en­ve­ne­na­dos por­que ha­brían te­ni­do efec­to bu­me­rán. In­for­me de la FAO. ¿Qué es lo que sa­ben unos y otros? Es de­cir, en qué se asien­ta la Ar­gen­ti­na de los pró­xi­mos años –y dé­ca­das– pa­ra jus­ti­fi­car la pe­lea, al mar­gen de las con­si­de­ra­cio­nes de es­ti­lo. No es que el es­ti­lo y las for­mas sean po­co im­por­tan­tes, si­no que no de­ben ser la ex­cu­sa pa­ra des­co­no­cer las ci­fras mul­ti­mi­llo­na­rias que hay en jue­go y que los sec­to­res más pri­vi­le­gia­dos del mo­de­lo so­je­ro quie­ren de­jar muy le­jos de la ma­no de quie­nes hoy es­tán en el Go­bier­no. Pa­ra en­ten­der qué pa­sa en el mun­do res­pec­to del te­ma ali­men­tos y olea­gi­no­sas es muy útil de­te­ner­se en el úl­ti­mo in­for­me de la FAO, el or­ga­nis­mo de Na­cio­nes Uni­das en­car­ga­do de es­tas es­tra­té­gi­cas áreas. Allí se con­sig­na que, por ejem­plo, en la ac­tua­li­dad un chi­no co­me de pro­me­dio 59,5 ki­los de car­ne ro­ja al año mien­tras que en 1980 con­su­mía 13,7 ki­los. Pe­ro, ojo, tam­bién cre­ce la pro­por­ción de car­ne en la die­ta de los paí­ses eu­ro­peos, en Ca­na­dá y los Es­ta­dos Uni­dos don­de, en pro­me­dio, el con­su­mo pa­só de 76,3 a 82,1 ki­los en el mis­mo pe­río­do. La FAO ad­vier­te que la de­man­da de re­cur­sos que se des­ti­nan a la cría y en­gor­de de ga­na­do cre­cen de mo­do ex­po­nen­cial. Eso tie­ne con­se­cuen­cias ne­gras en el pla­no me­dioam­bien­tal. Por­que pro­vo­ca­rá la ta­la in­dis­cri­mi­na­da de ár­bo­les y un cam­bio drás­ti­co de las su­per­fi­cies sem­bra­das, don­de ca­da vez más los gra­nos se­rán los que van al con­su­mo de las va­cas y los puer­cos y no de los hu­ma­nos. Pa­ra el 2050, en vez de 6.000 mi­llo­nes de hu­ma­nos, ha­brá 9.000 mi­llo­nes. En es­ta ten­den­cia, la can­ti­dad de ca­be­zas de ga­na­do bo­vi­no de­be­rá pa­sar de 1,5 mil mi­llo­nes a 2,6 mil mi­llo­nes. Y en pro­por­cio­nes si­mi­la­res au­men­ta­rán los ro­deos por­ci­nos y ovi­nos. Des­de el pun­to de vis­ta me­dioam­bien­tal es­to es una pa­ta­da al pla­ne­ta: la ga­na­de­ría es res­pon­sa­ble del 18% de la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, in­su­me el 8% del agua po­ta­ble y ocu­pa el 80% de la su­per­fi­cie agrí­co­la de la Tie­rra, su­man­do por su­pues­to la siem­bra de ali­men­tos pa­ra el ga­na­do. Y aquí va­mos al pun­to, que des­de ya es me­nor que la in­ca­pa­ci­dad de los hu­ma­nos de po­ner lí­mi­te a la vo­ra­ci­dad no só­lo de la es­pe­cie hu­ma­na si­no de las po­cas em­pre­sas ali­men­ta­rias mul­ti­na­cio­na­les que son tan pre­da­do­ras co­mo las pe­tro­le­ras o los la­bo­ra­to­rios me­di­ci­na­les. El pun­to me­nor pe­ro na­da des­pre­cia­ble pa­ra los ar­gen­ti­nos es que es­te es­ce­na­rio, ca­si de ca­tás­tro­fe, es una ex­ce­len­te no­ti­cia pa­ra los so­je­ros. Que pien­san en ven­der so­ja a Chi­na pa­ra que ellos pue­dan ali­men­tar a sus ro­deos. Esa so­ja que se lle­va mi­ne­ra­les de la tie­rra de acá y que es tan ren­ta­ble por­que el Ban­co Cen­tral sos­tie­ne la pa­ri­dad. Eso sí: los so­je­ros lo­ca­les no se in­te­re­san por el des­ti­no os­cu­ro de la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na y del au­men­to del pre­cio de la car­ne por fal­ta de ofer­ta. De eso, ¡que se ocu­pen los go­bier­nos! Eso sí: el pa­no­ra­ma es bár­ba­ro pa­ra los so­je­ros si el ho­ri­zon­te que­da des­pe­ja­do de es­tos fac­to­res que lo per­tur­ban. Llá­me­se en pri­mer lu­gar im­pues­tos pa­ra evi­tar que la Ar­gen­ti­na sea un mo­no­cul­ti­vo. Se­gun­do, un ban­co cen­tral que ten­ga ca­da vez más dó­la­res só­lo pa­ra res­pal­dar los ex­ce­len­tes ne­go­cios que ha­ce la ban­ca pri­va­da y los te­ne­do­res de dó­la­res en la Ar­gen­ti­na. Por­que el sec­tor fi­nan­cie­ro mue­ve po­ca pla­ta, pe­ro tie­ne unos cos­tos de in­ter­me­dia­ción muy al­tos. Y por­que una au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria se­ria de­be­ría do­ble­gar los es­fuer­zos pa­ra evi­tar la fu­ga de di­vi­sas, que to­da­vía es una deu­da im­por­tan­te de es­te mo­de­lo que pre­go­na la re­dis­tri­bu­ción del in­gre­so y que la prac­ti­ca de una ma­ne­ra es­po­rá­di­ca. Re­sul­ta ca­si in­só­li­to que en el Año del Bi­cen­te­na­rio, la gran no­ti­cia de la eco­no­mía sea que la co­se­cha ré­cord se­rá el res­pal­do de la sa­lud po­lí­ti­ca de la Re­pú­bli­ca. Es un in­sul­to al pue­blo, a sus epo­pe­yas de ha­ce dos­cien­tos años y a to­das las que vi­nie­ron lue­go, que el mo­tor de la cons­truc­ción vie­ne de la ma­no de los so­je­ros pri­vi­le­gia­dos. Bas­ta ver en La Na­ción que en Puer­to Ma­de­ro se ven­de el me­tro cua­dra­do a u$s5.000 y que to­da­vía no po­da­mos des­pe­gar con un ban­co de de­sa­rro­llo o un ver­da­de­ro ban­co hi­po­te­ca­rio, que po­drían ser pie­zas cla­ves de un de­sa­rro­llo ar­mo­nio­so y cu­yos fon­deos po­drían ha­cer­se ge­ne­ro­sa­men­te con las exu­be­ran­tes ri­que­zas que se ate­so­ran en el Cen­tral. Es una uto­pía pen­sar que en el cli­ma ac­tual los ar­gu­men­tos de fon­do pue­dan ser­vir pa­ra con­ven­cer, no só­lo a opo­si­to­res si­no a quie­nes se­rían los be­ne­fi­cia­rios de es­tas opor­tu­ni­da­des. Lo que sí de­be­rían in­ten­tar los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos que de­fien­den es­te mo­de­lo prag­má­ti­co –pe­ro na­cio­nal– es te­ner el ar­te su­fi­cien­te co­mo pa­ra zan­jar con ha­bi­li­dad al­gu­nas pe­leas me­no­res y des­pe­jar el ca­mi­no. Lo que hay pa­ra ga­nar es mu­cho. Bas­ta pen­sar en que al­gu­nos de los re­cur­sos acu­mu­la­dos en el Cen­tral se su­men a lo ya ini­cia­do con fon­dos que an­tes eran pa­tri­mo­nio de un gru­po de en­ti­da­des fi­nan­cie­ras. Ojo: na­da que la Ar­gen­ti­na no co­noz­ca, por­que ya tu­vo un ban­co in­dus­trial y un ban­co hi­po­te­ca­rio. Si hay que bus­car ma­ne­ras de pe­gar­le más fuer­te a la pre­ca­rie­dad la­bo­ral y la tre­men­da fal­ta de vi­vien­das po­pu­la­res es a tra­vés de esos dos ins­tru­men­tos. Pe­ro la pi­car­día de al­gu­nos, dis­fra­za­da de his­te­ria, ha­ce que lo que se vea es una su­per­fi­cie de va­ni­da­des o de eno­jos, a lo su­mo de re­gla­men­tos. Hay que ha­cer un es­fuer­zo pa­ra que el ár­bol no ta­pe el bos­que.

PARRILLA AL CARBON --- TUCUMAN 907
Teléfono 4322-4017
“Wild Ranch”
Un encuentro con amigos compartiendo Parrilla, Bebidas,
Sándwiches y Minutas de lunes a viernes hasta las 17,30
Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Estudio Jurídico

Juan Pablo Reisin
Abogado
Civil y Comercial – Traductor en Francés e Inglés

Tucumán 893 5to Piso “N” TEL, Fax: 4328-2670-

NUEVO PAIS
Revista Semanal de distribución gratuita. Primer Año - Número 31-
Tercera Semana de Marzo-2010
www.nuevopais.tandu.com.ar
Editor: Nuevo País (sociedad de hecho)
Director Responsable: Prof. Gerardo Bova
Redacción: Gustavo Rachio
Columnistas en este número: Gerardo Bova; Orlando Barone; Alfredo Zaiat; Héctor Pérez Bourbon, Eduardo Anguita y Gustavo Rachio.-
Domicilio: Callao 44- Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 011-15-5852-5259
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Registro Propiedad Intelectual: En Trámite
Tirada del presente ejemplar: 5 mil ejemplares
------------------------------------------------------------------------------------------------
La Editora y Dirección General, se hacen responsables del contenido de cada nota publicada en este medio.-
Nuestro ejemplar se distribuye gratuitamente en los siguientes lugares de Buenos Aires: Obelisco; Estaciones Retiro (Mitre); Constitución; Once; Chacarita; Congreso, Pra.Junta y Liniers.-
De no conseguirlo, solicítelo por mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
En este número, además de los 5000 ejemplares distribuidos en los puntos neurálgicos de Buenos Aires, se enviaron por correo electrónico
Al país 44.978 mail y 7.864 a correos de distintos países del continente (Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Venezuela, Panamá, Costa Rica,
México, Colombia, Chile, República Dominicana, Puerto Rico, EE.UU. y Ecuador), e Italia, Mónaco, Francia, Suiza, Suecia Sudáfrica, Portugal y España, Israel, El Salvador, Honduras, Australia-
Con los organismos nacionales incluidos, entre ellos Enargas; Anses; Jefatura de Gabinete; Congreso de la Nación; Ministerio De Desarrollo Social; Ministerio del Interior y Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas, hemos superado en éste número los 208.764 correos distribuidos.
Publicado por Gerardo Bova en 07:57 0 comentarios
miércoles 10 de marzo de 2010

NUEVO PAIS
Revista Semanal Independiente- Primer Año- Número 30- Segunda Semana del mes de Marzo 2010
2010- AÑO DE HOMENAJE A LEANDRO ALEM POR LOS 120 ANIVERSARIOS DE LA REVOLUCION DEL PARQUE Y DEL BICENTENARIO DE LA REPUBLICA
En breve comenzamos con nuestra página Web, además estamos analizando si le enviamos paralelamente nuestra Revista en el sistema Adobe Readers PDF para achicar los contenidos.
Además por razones de cierre no pudimos darle el espacio merecido a los éxitos de Nalbandian y el equipo en Copa Davis y al notable logro en la Academia de Hollywood, con “El secreto de sus ojos” de Campanella. ¡Felicitaciones!
Un fuerte abrazo para todos.-
El Director
Hoy, con notas de Aldo Ferrer, Orlando Barone, Oscar González, Gustavo Rachio y nuestro director Gerardo Bova
GUIA JUDICIAL
Vea en página 13 la publicidad de nuestra Guía que desde ESTE MES, saldrá nuevamente en venta para una mejor consulta de cada sitio
Perteneciente a la tarea judicial, con todos los Juzgados, Fiscalías, Organismos Judiciales, etc., con datos concretos y fidedignos de la actividad judicial en Argentina .Informes a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla o al 4521-5279
Índice: Pág. 2: Nota Editorial; Pág. 3: Llegó la hora de… (Gerardo Bova); Pág.6: Una década extraordinaria (Aldo Ferrer); Pág.9: Queremos diálogo… (Orlando Barone); Pág.11: Arrebato en el Senado…)Oscar González, nota de Página 12); Pág. 11: Página Deportiva: (G.Rachio);
Páginas Publicitarias: Pág.2: RP-Print, Buena Onda, La U; Pág. 6: Cross Digital; Pág.10: El Alumno, Digitalprint; Pág. 11: Estación Grafica; Pág. 13: Guía Judicial; Pág.14: Wild Ranch; Dr. Juan P. Reisin; Pág.15: Niros SA; Corta y Pega.-

NOTA EDITORIAL
Uno tiene ésa ingenuidad en creer que nuestra dirigencia política comenzó a usar los pantalones largos, pero desgraciadamente todo es más de lo mismo y no hemos avanzado en absoluto, principalmente después de las elecciones del 28 de junio del año anterior.
Con estos conceptos parecería que estoy hablando de los dirigentes afines al gobierno, pero no, es al contrario, nuestra oposición que se jacta en criticar al oficialismo por la soberbia, actúa precisamente de esa forma y todo lo que intenta “construir” es para desmantelar un aparato de estado que según ellos, actúa siempre en clara infracción y de manera inconstitucional.
Lo único que conseguimos es que se demora muchísimo en concretar las ideas y proyecciones y esto favorece netamente a los especuladores que están haciendo millonadas con sus inversiones.
La mismísima Hilary Clinton avaló en conferencia de prensa, junto a Cristina Fernández la estrategia del gobierno argentino, pero lejos estamos de comprender lo que significó para el mundo productivo tales resoluciones y vamos retrocediendo en tiempo, espacio y políticamente con las actitudes a las cuales nos tienen acostumbrados los personajes conocidos que siguen oponiéndose a todo lo que se les cruce. ¡Lamentable, pero real! La película continúa…
Muchas Gracias.-
Hasta la próxima…
EL DIRECTOR
RG- PRINT
Librería – Centro de Copiado
Junín 871 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 4961-7852 / 4963-3415
MAXIQUIOSCO “BUENA ONDA”
De los Gallegos Diego Valtuille y Juan Rodríguez

Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
LLEGO LA HORA DE TOMAR RESPONSABILIDADES

Por: Gerardo Bova
A esta altura de la recuperación de la vida democrática en Argentina, se supone que debemos tener una gimnasia activa de lo que significa verdaderamente vivir en plena democracia. Claro, al observar que pese a los esfuerzos siempre recurrimos a los mismos mecanismos de quedarnos con lo peor del pasado y volvemos a poner en práctica, precisamente, lo que nos ha defraudado con el correr del tiempo, quiere decir que el aprendizaje no ha sido el adecuado para evitar los sobresaltos.
Con sólo pensar que ésta sociedad votó tres veces a Carlos Menem, es claramente preocupante, ya que al día de hoy un vasto sector de la sociedad considera que ha sido un gran presidente y que nadie como él llevó a buen puerto la economía del país.
Seguramente el famoso uno a uno; lo volátil o etéreo de los bonos o billetes de cualquier color y valor; los viajes de placer y las innumerables compras de electrodomésticos producidos por esas condiciones de comprar todo sin dinero, solo con ficticios papeles temporarios, ha dejado en ésa misma sociedad una nostalgia, pensando que si vuelve el riojano o alguno que piense como él, nos puede devolver esa “alegría”.
Pregunto: ¿Nadie puede hacerse una autocrítica o mejor dicho hacer un análisis de aquel modelo y las secuelas que todavía estamos pagando y con creces? Es obvio que esto no ha sucedido, no hicimos un replanteo de la situación, con el agravante que vamos por el camino incorrecto, con la sospecha que si no defendemos lo que logramos entre todos en los últimos siete años, volveremos a sufrir los mismos inconvenientes, pero con la diferencia que en una crisis mundial sin precedentes, sólo comparada con los años 30, no nos resultará sencillo recuperarnos ante una nueva caída.
Si analizamos profundamente la columna de Aldo Ferrer y los comentarios racionales de los otros periodistas que nos escriben en éste número, sumándole las intenciones y objetivos del título de la presente nota, es evidente que tenemos que darnos cuenta que es hora de aplicar ése sentido común del que les hablaba en números anteriores y hacernos cargo de las responsabilidades que tenemos como ciudadanos que votamos y decidimos quienes nos tienen que gobernar.
Digo todo esto por una sencilla y clara razón: Los que votamos no podemos darnos el lujo de hacerlo e irnos a nuestra casa, como si todo ya estaría terminado y cumplido, dejando todo en manos del Estado o más afirmativo, en manos de los que ganaron la elección.
Lo hemos afirmado alguna vez en un libro con Osvaldo Lanari; aquí votamos y nos vamos a casa, nadie se hace el tiempo y espacio de controlar y hacer cumplir lo que nos prometieron en las campañas pre-electorales. Nuestra obligación y deber como protagonista de cada elección es lisa y llanamente la de elegir con conciencia y, repito a esta altura de nuestra recuperación de las instituciones democráticas, se supone que tenemos un amplio conocimiento de quien es quien y cuales son las intenciones que demuestran.
Ya no voy a hablar de los medios corporativos y todo lo que inducen para mantener sus privilegios, pues ustedes lo saben perfectamente, pero es importante observar, sobre todo en ésta última semana lo que viene sucediendo con el tema del Banco Central y el uso de las reservas. No pude obtener una clara definición con ideas y aportes de propuestas para reemplazar la original del Gobierno Nacional. La propia Presidenta en su discurso por Cadena Nacional, tuvo que subrayarles que si había una oferta mejor y productiva para el país, reemplazaba inmediatamente la suya, haciéndolo con un juramento frente a todo el país.
Cuando se le preguntó a toda la oposición protagonista de las denuncias e impugnaciones al Ejecutivo desde los distintos medios, incluso de aquellos enfrentados fuertemente con el gobierno, han titubeado incesantemente con una clara demostración de que no existen soluciones alternativas y lo único e importante es perjudicar el andamiaje que construye el oficialismo. Lamentable y triste, porque era una oportunidad histórica para saber el grado de profesionalidad y conocimientos que tienen los modelos opositores.
Pero en el título de ésta columna les manifestaba que era trascendente saber que grado de responsabilidad le cabe al conjunto de nuestra sociedad, y allí está la clave de todo esto. Ya no se puede cargar todas las culpas solamente a los políticos, jueces, eclesiásticos, empresarios, etc, etc…todos nosotros tenemos que clarificarnos en ése concepto y desmenuzar lo que recibimos como información o noticia, además de volcarnos a un acercamiento a los medios políticos y sociales para sentirnos verdaderos protagonistas del quehacer político nacional. Cada uno de los aportes que un ciudadano presente, será bienvenido y necesario para enfrentar a tanta desidia y mala intención de algunos sectores de la vida nacional.
Debemos imperiosamente hacer serias comparaciones críticas y racionales de todo lo que leemos y escuchamos, ya no es ni placentero ni inteligente alimentarnos y digerir todo lo que nos venden, debemos casi diría obligatoriamente, pero con un amplio sentido de apertura y abriendo bien nuestros oídos, estudiar todo lo que recibimos y ver que es lo que le conviene al país, sin odios ni venganzas o posiciones que sólo dejan un manto de sospecha en poner la envidia y los caprichos infantiles por encima de lo racional.
Vale lo que estoy manifestándoles por el hecho de que en estos días se habla de una posible negociación entre el gobierno y la oposición en el Senado, por los acuerdos necesarios para las votaciones de ésta semana. Hubo reuniones entre Pampuro, Morales y Cobos, pero oportunamente Randazzo se ocupó de desmentir.
Este tema de la presunta mesa de acuerdos, desmentida por el Ejecutivo, es importante explicarlo ya que a muchos argentinos y vuelvo a remarcarles la responsabilidad que tenemos en enfrentar estas situaciones, nos fascina la idea del consenso y diálogo y de limar asperezas para concretar acuerdos que nos impida seguir caminando por una camino de cornisa y sin soluciones.
En esto los sugiero poner toda la responsabilidad como ciudadanos y saber que modelo queremos vivir los argentinos. Cuando tenemos claro que la idea presentada para cambiar el rumbo de la corrupción a la transparencia; de la quietud al trabajo; de la impuntualidad y las trampas a las necesarias relaciones con organismos internacionales; de una economía de mercado y para pocos a una economía plenamente social y participativa, no hace falta NEGOCIAR CON NADIE porque eso significaría un nuevo planteo para que nada cambie y a lo mejor hay que ceder a posturas que son más costosas que el espacio político que el gobierno puede perder en la coyuntura.
Esto no es nuevo en Argentina: cada vez que los sectores antagonistas se sentaron a dialogar para encontrar puntos de acuerdos y negociación y evitar las disputas, siempre perdió el conjunto de los argentinos o sea el país.
Solo revisando la historia política desde los años 30 visualizaremos que los sectores dominantes al querer negociar con los sectores denominados populares o populistas como desean llamarlos, cuando no obtenían acuerdos que significaban el triunfo de sus intereses, golpeaban las puertas de los cuarteles para ofrecerles el manejo del país a algunos generales que estaban dispuestos en aceptar las propuestas “patrióticas” de ése sector minoritario, pero fuerte de la nación.
Hoy, por suerte tenemos otra mirada desde las fuerzas armadas y las circunstancias en el mundo han cambiado notoriamente, pero se han acercado a los medios de comunicación masiva, que son en definitiva más poderosos que los que manejan las armas.
Decía la notable poetisa argentina Nélida Pesagno en una de sus poesías comprometidas con los derechos humanos y que la tituló “La muerte sin muerte”: No hace falta matar con armas, con la palabra se puede matar sin dolor, pero con graves consecuencias para la humanidad. Por supuesto esta es la moraleja de parte de lo escrito por Nélida, las tramas poéticas son distintas, pero es importante leerlas para tener un panorama de lo que ocurre en la actualidad y que pone en funcionamiento estos sectores que al no ver cristalizados sus anhelos de dominio, se afianzan de todo esto para concretar los que les interesa.
Entonces, queda claro que con estos conceptos que acabo de escribirles, más todo lo que consumen en distintos medios, nos ha llegado la hora de comprometernos a descubrir la verdad de todo esto y ser absolutos responsables de lo que acontezca, si nos quedamos cruzados de brazos en nuestras casas, viendo noticieros vendedores de humo, novelas intrascendentes o “deleitándonos” con Susana Gimenez y Mirtha Legrand.
¡Basta de reproches e insatisfacciones! Nosotros, sólo nosotros, podemos cuidar lo que tenemos y luchar por el crecimiento de un país en serio como queremos todos.


Por Aldo Ferrer
Una década extraordinaria
04-03-2010 /
La úl­ti­ma dé­ca­da del Se­gun­do Cen­te­na­rio es la pri­me­ra del si­glo XXI y con­den­sa, en un de­ce­nio, la tra­yec­to­ria ar­gen­ti­na de dos­cien­tos años. No nos pri­vó de na­da, in­clu­so la re­pe­ti­ción de la vio­len­cia y la muer­te al fi­nal del go­bier­no de la Alian­za y, du­ran­te la tran­si­ción po­lí­ti­ca, en el Puen­te Ave­lla­ne­da. La dé­ca­da se ini­ció, con la peor cri­sis de la his­to­ria eco­nó­mi­ca ar­gen­ti­na, con­ti­nuó con el se­xe­nio de más rá­pi­do cre­ci­mien­to des­de que exis­ten re­gis­tros del PBI y cul­mi­na en un es­ce­na­rio de in­te­rro­gan­tes, de cu­ya re­so­lu­ción de­pen­de que vol­va­mos a las frus­tra­cio­nes del pa­sa­do o ini­cie­mos, de una bue­na vez, un pro­ce­so de de­sa­rro­llo sus­ten­ta­ble y equi­ta­ti­vo de lar­go pla­zo. El pe­río­do in­clu­ye, en su se­gun­da mi­tad, las con­se­cuen­cias de la tam­bién ex­traor­di­na­ria cri­sis del or­den eco­nó­mi­co mun­dial, la más se­ve­ra des­de la de­ba­cle de los años ’30. Pe­ro, so­bre to­do, re­gis­tra la evo­lu­ción de los acon­te­ci­mien­tos de fron­te­ras pa­ra aden­tro y nues­tras res­pues­tas a los cam­bios de cir­cuns­tan­cias y a los pro­ble­mas plan­tea­dos. La dé­ca­da co­men­zó con la de­ba­cle del 2001/2002. Fue el epí­lo­go del pro­lon­ga­do pe­río­do de la he­ge­mo­nía neo­li­be­ral, inau­gu­ra­do con el gol­pe de Es­ta­do de 1976. La se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y el res­pe­to de los con­tra­tos eran in­sos­te­ni­bles ba­jo un ré­gi­men fun­da­do en el en­deu­da­mien­to y la re­nun­cia a la go­ber­na­bi­li­dad ma­croe­co­nó­mi­ca. Las con­se­cuen­cias so­cia­les fue­ron abru­ma­do­ras con el au­men­to ver­ti­gi­no­so del de­sem­pleo, la po­bre­za y la in­di­gen­cia, la frac­tu­ra del mer­ca­do de tra­ba­jo y, con­se­cuen­te­men­te, la apa­ri­ción de pro­ble­mas de in­se­gu­ri­dad des­co­no­ci­dos has­ta en­ton­ces. El de­sor­den fue gi­gan­tes­co, con 17 mo­ne­das cir­cu­lan­do en lu­gar de la mo­ne­da na­cio­nal, el true­que co­mo al­ter­na­ti­va en una eco­no­mía sin mer­ca­do, los ban­cos ino­pe­ran­tes por el co­rra­li­to y el co­rra­lón, el ti­po de cam­bio dis­pa­ra­do en un sis­te­ma al bor­de de la hi­pe­rin­fla­ción. En un mar­co de cri­sis eco­nó­mi­ca y con­vul­sión so­cial, la Ar­gen­ti­na en­fren­ta­ba, si­mul­tá­nea­men­te, una se­ve­ra cri­sis po­lí­ti­ca. La re­nun­cia, en el trans­cur­so del 2001, del vi­ce­pre­si­den­te y, lue­go, del pre­si­den­te de la Na­ción y la dis­pu­ta al in­te­rior de la fuer­za ma­yo­ri­ta­ria, con­fi­gu­ra­ban un cua­dro de ines­ta­bi­li­dad e im­po­ten­cia de las ins­ti­tu­cio­nes. A co­mien­zos del 2002, las pro­pues­tas pa­ra el fu­tu­ro de la eco­no­mía ar­gen­ti­na, fun­da­das en los mis­mos prin­ci­pios que cul­mi­na­ron en la de­ba­cle, in­cluían la li­cua­ción de los ac­ti­vos mo­ne­ta­rios en pe­sos, la do­la­ri­za­ción,?el es­ta­ble­ci­mien­to de la ban­ca offs­ho­re, la re­nun­cia de­fi­ni­ti­va a con­du­cir la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca y des­can­sar en el sal­va­ta­je in­ter­na­cio­nal, ba­jo la con­duc­ción del FMI. Tris­te fi­nal al cual, la su­bor­di­na­ción a la es­pe­cu­la­ción fi­nan­cie­ra y la re­nun­cia a la so­be­ra­nía, con­du­jo a la de­mo­cra­cia re­cu­pe­ra­da, des­pués de tan­to do­lor y tan­ta san­gre,?en 1983. Allí co­men­zó el se­gun­do tra­mo de la dé­ca­da, cu­ya evo­lu­ción es­tu­vo en las an­tí­po­das de la vi­sión y las pro­pues­tas neo­li­be­ra­les.Ese no­ta­ble pe­río­do de se­ten­ta me­ses, en­tre los se­gun­dos se­mes­tres del 2002 y el 2008,?re­gis­tró ta­sas de cre­ci­mien­to su­pe­rio­res al 8% anual; el re­pun­te de las ta­sas de aho­rro e in­ver­sión a los má­xi­mos his­tó­ri­cos de cer­ca del 30% y 24%, res­pec­ti­va­men­te; la acu­mu­la­ción de re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les fun­da­da en el su­pe­rá­vit del ba­lan­ce co­mer­cial y en la cuen­ta co­rrien­te del ba­lan­ce de pa­gos; la re­duc­ción a la mi­tad de la ta­sa de de­sem­pleo, y un ali­vio a la po­bre­za acu­mu­la­da du­ran­te el cuar­to de si­glo de la he­ge­mo­nía neo­li­be­ral. El cre­ci­mien­to, en es­te tra­mo,?obe­de­ció a dos cau­sas prin­ci­pa­les. Por una par­te, al cam­bio de cir­cuns­tan­cias im­pues­to por la mis­ma cri­sis. Es­to in­clu­ye, la pe­si­fi­ca­ción de los ac­ti­vos y pa­si­vos de­no­mi­na­dos en mo­ne­da ex­tran­je­ra y la con­se­cuen­te re­cu­pe­ra­ción de la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria del Ban­co Cen­tral; el su­pe­rá­vit en los pa­gos in­ter­na­cio­na­les de­bi­do a la caí­da de las im­por­ta­cio­nes y los bue­nos pre­cios in­ter­na­cio­na­les de los com­mo­di­ties; el ajus­te cam­bia­rio que abrió es­pa­cios de ren­ta­bi­li­dad clau­su­ra­dos du­ran­te el pro­lon­ga­do pe­río­do de apre­cia­ción del ti­po de cam­bio y la apa­ri­ción del su­pe­rá­vit pri­ma­rio en las fi­nan­zas pú­bli­cas, por el re­pun­te de la eco­no­mía, y la su­pen­sión tem­po­ra­ria de los ser­vi­cios de la deu­da en de­fault. Por la otra, al cam­bio de rum­bo de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca. És­ta aban­do­nó la bús­que­da de so­lu­cio­nes a tra­vés de la asis­ten­cia in­ter­na­cio­nal y se de­di­có a con­so­li­dar el con­trol de los prin­ci­pa­les ins­tru­men­tos de la po­lí­ti­ca ma­croe­co­nó­mi­ca: el pre­su­pues­to, la mo­ne­da, los pa­gos in­ter­na­cio­na­les y el ti­po de cam­bio. La for­ta­le­za emer­gen­te de la si­tua­ción ma­croe­co­nó­mi­ca per­mi­tió for­mu­lar una pro­pues­ta pro­pia pa­ra re­sol­ver el pro­ble­ma de la deu­da en de­fault, que cul­mi­nó exi­to­sa­men­te y, po­co des­pués, en ene­ro del 2006, can­ce­lar la pen­dien­te con el FMI. La con­ver­gen­cia de las nue­vas cir­cuns­tan­cias y del rum­bo de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca pro­vo­có, en po­co tiem­po, un cam­bio ra­di­cal del es­ce­na­rio ma­croe­co­nó­mi­co y re­cu­pe­rar la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca de­mo­li­da por la es­tra­te­gia neo­li­be­ral. La res­pues­ta de la ofer­ta al re­pun­te de la in­ver­sión y del con­su­mo y al for­ta­le­ci­mien­to de la com­pe­ti­ti­vi­dad de bie­nes tran­sa­bles fue in­me­dia­ta, per­mi­tien­do, en el tra­mo con­si­de­ra­do, un au­men­to acu­mu­la­do del PBI del 60 por cien­to. La in­fla­ción se man­tu­vo en ni­ve­les ma­ne­ja­bles pe­ro por en­ci­ma del lí­mi­te acon­se­ja­ble del 10 por cien­to. Ha­cia fi­na­les de la dé­ca­da, en el trans­cur­so del 2008 y de allí has­ta el 2010, el mis­mo año de con­clu­sión del Se­gun­do Cen­te­na­rio, co­men­za­ron a acu­mu­lar­se pro­ble­mas que in­te­rrum­pie­ron la ex­pan­sión del se­gun­do tra­mo del de­ce­nio. En el fren­te ma­croe­co­nó­mi­co, los in­cen­ti­vos ini­cia­les del ajus­te de la pa­ri­dad y del sus­tan­ti­vo su­pe­rá­vit pri­ma­rio en el pre­su­pues­to, co­men­za­ron a de­bi­li­tar­se. El Ban­co Cen­tral man­tu­vo y man­tie­ne una só­li­da po­si­ción de re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les, la ca­pa­ci­dad de re­gu­lar la si­tua­ción mo­ne­ta­ria y ad­mi­nis­trar el ti­po de cam­bio. Pe­ro el in­cen­ti­vo que otor­ga a la to­ma de de­ci­sio­nes de in­ver­sión, un ti­po de cam­bio de­sa­rro­llis­ta (TCED) pre­vi­si­ble, fue de­bi­li­tán­do­se pau­la­ti­na­men­te. A su vez, el au­men­to del gas­to pú­bli­co ex­ce­dió el del cre­ci­mien­to de los in­gre­sos tri­bu­ta­rios, con la con­se­cuen­te re­duc­ción del su­pe­rá­vit pri­ma­rio y el de­bi­li­ta­mien­to de la ima­gen de for­ta­le­za de la si­tua­ción fis­cal. Co­mo en el res­to el mun­do, en don­de el gas­to pú­bli­co ten­dió a com­pen­sar la caí­da de los otros com­po­nen­tes de la de­man­da agre­ga­da, en la Ar­gen­ti­na el pro­ce­so re­du­jo el su­pe­rá­vit pri­ma­rio sin lle­gar al dé­fi­cit fis­cal co­mo su­ce­dió en otras la­ti­tu­des. En es­te es­ce­na­rio, la na­cio­na­li­za­ción del ré­gi­men de pre­vi­sión so­cial per­mi­tió re­cu­pe­rar el con­trol pú­bli­co de la sus­tan­ti­va por­ción del aho­rro in­ter­no que cir­cu­la por el sis­te­ma ju­bi­la­to­rio. Es­to for­ta­le­ció las fi­nan­zas pú­bli­cas y, si­mul­tá­nea­men­te, plan­tea nue­vos de­sa­fíos. La po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de­be ase­gu­rar la in­ver­sión ren­ta­ble de esos re­cur­sos en la am­plia­ción de la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va, pa­ra afir­mar la ca­pa­ci­dad del sis­te­ma de sa­tis­fa­cer sus fu­tu­ros com­pro­mi­sos. Si­mul­tá­nea­men­te con es­tos cam­bios de la ma­cro y, en par­te vin­cu­la­dos con los mis­mos, se acu­mu­la­ron, en es­te tra­mo, pro­ble­mas de ori­gen ex­ter­no e in­ter­no. En­tre los pri­me­ros, la mo­nu­men­tal cri­sis fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal inau­gu­ra­da con la cri­sis de las hi­po­te­cas sub.­ pri­me del mer­ca­do nor­tea­me­ri­ca­no, pro­pa­ga­da, a la eco­no­mía real, a tra­vés de la con­trac­ción del gas­to y el em­pleo en las ma­yo­res eco­no­mías del mun­do, con su con­se­cuen­te im­pac­to so­bre el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal y los mo­vi­mien­tos de ca­pi­ta­les. El con­ta­gio ex­ter­no de la cri­sis mun­dial so­bre nues­tro país se pro­du­jo por la ba­ja de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de los com­mo­di­ties ex­por­ta­dos y las ex­pec­ta­ti­vas ne­ga­ti­vas de la so­cie­dad y los ope­ra­do­res eco­nó­mi­cos. Un he­cho no­ta­ble es que el con­ta­gio vía el sis­te­ma fi­nan­cie­ro fue in­sig­ni­fi­can­te. Des­de el es­ta­lli­do de la cri­sis, la Ar­gen­ti­na se fi­nan­cia con re­cur­sos pro­pios y no des­can­sa en el cré­di­to in­ter­na­cio­nal, por lo tan­to, la re­duc­ción del fon­deo ex­ter­no a los paí­ses emer­gen­tes no la afec­ta. Al mis­mo tiem­po, el sis­te­ma ban­ca­rio (en una eco­no­mía de ba­jo ni­vel de cré­di­to y, por lo tan­to de deu­da) se man­tie­ne só­li­do, lí­qui­do y sol­ven­te y sin des­cal­ce de mo­ne­das en sus ope­ra­cio­nes ac­ti­vas y pa­si­vas. El cam­bio de ten­den­cia en el ter­cer tra­mo de la dé­ca­da, no se ex­pli­ca, prin­ci­pal­men­te, por los fac­to­res ex­ter­nos. La cau­sa es­tá, en pri­mer lu­gar, en los acon­te­ci­mien­tos in­ter­nos, de fron­te­ra pa­ra aden­tro. Por un la­do, el de­bi­li­ta­mien­to de la ma­cro, ya se­ña­la­do. Por el otro, pro­ble­mas esen­cial­men­te po­lí­ti­cos co­mo el pro­lon­ga­do con­flic­to del cam­po con el Go­bier­no. Otro fac­tor, es­te de ca­rác­ter ac­ci­den­tal, la se­quía agra­vó el cua­dro de si­tua­ción. A su vez, la po­lé­mi­ca so­bre el IN­DEC y la cre­di­bi­li­dad de las es­ta­dís­ti­cas, en­tur­bió el aná­li­sis de los pro­ble­mas y el de­ba­te po­lí­ti­co. En es­te es­ce­na­rio, el tra­ta­mien­to de cues­tio­nes tras­cen­den­tes, co­mo, por ejem­plo, la re­for­ma del ré­gi­men pre­vi­sio­nal, los me­dios au­dio­vi­sua­les y la po­lí­ti­ca ener­gé­ti­ca, ad­qui­rió un al­to gra­do de vi­ru­len­cia. La acu­mu­la­ción de acon­te­ci­mien­tos ne­ga­ti­vos pro­vo­có la fu­ga de ca­pi­ta­les. Rea­pa­re­cie­ron reac­cio­nes pre­ven­ti­vas, de la so­cie­dad y de los ope­ra­do­res eco­nó­mi­cos, fren­te a si­tua­cio­nes in­cier­tas e im­pre­vi­si­bles. En­tre fi­nes del 2007 y pri­mer se­mes­tre del 2009,?sa­lie­ron al­re­de­dor de u$s 40.000 mi­llo­nes,?equi­va­len­tes al 20% del aho­rro in­ter­no y la to­ta­li­dad del su­pe­rá­vit co­mer­cial. Sin em­bar­go, la eco­no­mía con­ti­nuó ge­ne­ran­do su­pe­rá­vit en los pa­gos in­ter­na­cio­na­les,?no au­men­to de deu­da,?las fi­nan­zas pú­bli­cas es­tán me­nos só­li­das pe­ro si­guen ba­jo con­trol y la ac­ti­vi­dad, pri­va­da y pú­bli­ca, se fi­nan­cia con aho­rro in­ter­no. En las vís­pe­ras del 2010 co­men­za­ron a ad­ver­tir­se sig­nos de reac­ti­va­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. * Director Editorial de Buenos Aires Económico

Por: Orlando Barone (carta abierta a la sociedad)


Queremos diálogo, desgraciados
Después no nos vengan a decir que no hicimos todo lo posible y lo imposible para el diálogo.Estamos unidos casi todos ahí. Mancomunados. Los Fondos Buitres y los del fondo de la olla con revuelto de peronismo, radicalismo y socialismo con perdón de sus orígenes; y están los colisionistas incívicos y los que recibieron un balazo en las piernas y los que dispararon los balazos, y los hijos de caperucita roja que van a repetir la historia de ser comidos por el lobo. Están la vaca y el dueño y el que toma leche y el que ordeña y el que junta la bosta y el que al final se la come. Estamos todos los que queremos a Videla y los que no lo quieren, los que tenemos amnesia y los que queremos la amnistía aunque sea a mazazos en el medio del cerebro. Y los que prohibimos hasta el aborto compasivo pero deseamos el aborto institucional y el aborto del modelo elegido. Estamos los que perdonamos las malas pasiones de los obispos malos. ¿No se dan cuenta desgraciados? Entréguense.Si aún teniendo a nuestro favor los medios hegemónicos, los periodistas ricos y famosos, al vicepresidente que nunca sale de su estado de coeficiente evidente; si teniendo todo, todavía no hicimos todo y nos reprimimos por la patria. ¿Qué más quieren? Perdedores de la letra K maldita, asuman de una vez el lugar de liquidación y de saldo que les toca. No se sigan resistiendo.Si nos pusimos al servicio de la democracia, y en lugar de rejuntarnos en el rencor, nos mantenemos tiernamente en la invitación al diálogo. Y ahí estuvimos en el Senado sin aprovecharnos de la situación, sin aprovecharnos de jueces lábiles a la dirección de la veleta, sin negarle al gobierno el espacio de tranquilidad que necesita para gobernar.No los jodimos para nada. Ríndanse. Son ustedes, los que en lugar de entregarse y de ceder, de resignarse de aquí en más a seguir nuestras ideas y nuestros planes, fantasean en que el voto popular del 2007 tiene validez hasta el 2011. ¡Montoneros! Como dice Capussoto. ¡Crispados! Como dice Morales Solá. ¡Populistas! Como dicen los gestionadores eficientes. ¡Estatistas! Como dicen los filántropos privatistas. ¡Anticampo! Como dice el gauchaje ruralista. Vengan mansitos y en voz baja a recibir nuestras órdenes. No insistan en acosarnos que solo queremos ayudarlos a que cesen. Sepan que por cada acto de resistencia a que se atrevan tenemos una jueza a nuestro favor. Un recoveco cautelar. Nos sobran recovecos cautelares. Dénse cuenta de una vez: bajen la cabeza. Queremos diálogo, desgraciados.Carta abierta leída por Orlando Barone en Radio del Plata el 8 de Marzo

EL ALUMNO
Centro De Copiado y Servicios
Gráficos

José E. Uriburu 710 Teléfono 4953-3820 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

DIGITALRENT
Alquiler de Fotocopiadoras

Teléfono: 4373-6292 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
www.digitalrent.com.ar

Arrebato en el Senado de la Nación
Por Oscar González
* Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete. Fue secretario general y diputado nacional del Partido Socialista.
En apenas 35 minutos, un conglomerado opositor protagonizó un episodio de arrebato en el Senado de la Nación y, con ello, se mofó de su propio discurso, sustentado en el continuo reclamo de mayor calidad institucional.
Sin otro acuerdo que su inocultable voluntad común de paralizar la gestión del gobierno nacional, esta entente destructiva violó la ley y el propio reglamento de la Cámara alta para hacerse de la mayoría en comisiones parlamentarias que son decisivas para la gobernabilidad democrática.
Ya deslizándose irresponsablemente por un tobogán desquiciado, un grupo de legisladores presentó una increíble denuncia penal contra la presidenta de la Nación, su gabinete de ministros y el directorio del Banco Central.
Así, una oposición que, sin programa alternativo alguno, abruma con una monotemática demanda de diálogo, consenso y respeto a la institucionalidad, acabó promoviendo un escenario político de tal nivel de confrontación que torna imposible el debate de proyectos y la búsqueda de acuerdos.
Rara conjunción ésta, que arrastra a fuerzas de trayectoria diversa, agrupada ahora en un promiscuo accionar que, si fuera exitoso, tendría costos irreversibles, en especial para los sectores sociales más vulnerables. La evidente ambición de debilitar al Gobierno para mejorar las propias chances electorales no justifica la voluntad de empujar a la nación al mismo abismo al que muchos de ellos condujeron al país, con la aciaga secuencia de endeudamiento, ajuste y represión.
Ahora se caen todas las máscaras y ya no es posible disfrazar de legitimidad esta ofensiva que lidera la derecha. Ninguna de las fuerzas políticas que la acompañan puede ignorar que lo que acaba de nacer es el frente del ajuste, que desde la caída y derrota de la coalición que sustentó las reformas neoliberales del ’90 no encontraba una representación política acorde con sus intereses.
Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete. Fue secretario general y diputado nacional del Partido Socialista.

COLUMNA DEPORTIVA
EL COMPROMISO DE NALBANDIAN
Por Gustavo Rachio
Hoy dejamos la crónica habitual del fútbol, teniendo en cuenta que la fecha se completa recién esta noche, para darle mayor trascendencia a la actitud, más que a la actuación de David Nalbandian, porque después de una seria lesión y estar parado 8 meses para las competencias de mayor nivel, ofreció sus servicios deportivos para ser partícipe en la Copa Davis en Suecia.
La imposibilidad de contar con Mónaco, seguramente permitió el análisis de David para estar junto a sus compañeros en ésa difícil parada en Estocolmo.
No vamos a analizar con profundidad la performance del equipo argentino que tuvo que “transpirar” mucho para la clasificación a la siguiente ronda con Rusia, simplemente, queremos tributar a Nalbandian por el esfuerzo y además, por las palabras vertidas después del tercer punto logrado. “Lo hice por la Patria…”
No son conceptos comunes para deportistas, sobre todo cuando se habla de aquellos que ganan fortunas y más aún, cuando se trata de un deporte casi individual y que ponía en riesgo sus actuaciones futuras en el año.
Algo para destacar y de reconocer que no todo está perdido.

En sólo dos semanas comenzaremos con nuestra página Web. Se encargará de esto: Andy, el rey de la Web, importante profesional que será conocido por todos ustedes en el próximo número,
También al cierre de ésta edición, se votaba en Hollywwod el destino de los Oscars.
Nuestro país obtuvo el máximo galardón con la película de Campanella, donde brillaron en sus interpretaciones Ricardo Darín, Soledad Villamil y Guillermo Franchella, entre otros.
La película fue nominada entre las mejores extranjeras y en la votación final ganó el Oscar, tan merecido como esperado.
¡Felicitaciones! Un halago sin duda para todo el cine argentino

PARRILLA AL CARBON --- TUCUMAN 907
                 Teléfono 4322-4017
“Wild Ranch”
Un encuentro con amigos compartiendo Parrilla, Bebidas,
Sándwiches y Minutas de lunes a viernes hasta las 17,30
Tucumán 913 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Estudio Jurídico
Juan Pablo Reisin
Abogado
Civil y Comercial – Traductor en Francés e Inglés
Tucumán 893 5to Piso “N” TEL, Fax: 4328-2670-

CORTA Y PEGA SRL Av., Córdoba 1785 Local 8 –
Ciudad Aut. De Buenos Aires-
Librería Escolar
Libros de texto Escolar ha pedido
Fotocopias
Juegos Didácticos
Computación
Sellos
Alquiler de Maquinas Fotocopiadoras
Comunicarse al Teléfono: 5238- 1299
NUEVO PAIS
Revista Semanal de distribución gratuita. Primer Año - Número 30-
Segunda Semana de Marzo-2010
Editor: Nuevo País (sociedad de hecho)
Director Responsable: Prof. Gerardo Bova
Redacción: Gustavo Rachio
Columnistas en este número: Gerardo Bova; Orlando Barone; Aldo Ferrer; Oscar González y Gustavo Rachio.-
Domicilio: Callao 44- Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 011-15-5852-5259
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Registro Propiedad Intelectual: En Trámite
Tirada del presente ejemplar: 5 mil ejemplares
------------------------------------------------------------------------------------------------
La Editora y Dirección General, se hacen responsables del contenido de cada nota publicada en este medio.-
Nuestro ejemplar se distribuye gratuitamente en los siguientes lugares de Buenos Aires: Obelisco; Estaciones Retiro (Mitre); Constitución; Once; Chacarita; Congreso, Pra.Junta y Liniers.-
De no conseguirlo, solicítelo por mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
En este número, además de los 5000 ejemplares distribuidos en los puntos neurálgicos de Buenos Aires, se enviaron por correo electrónico
Al país 44.978 mail y 7.864 a correos de distintos países del continente (Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Venezuela, Panamá, Costa Rica,
México, Colombia, Chile, República Dominicana, Puerto Rico, EE.UU. y Ecuador), e Italia, Mónaco, Francia, Suiza, Suecia Sudáfrica, Portugal y España, Israel, El Salvador, Honduras, Australia-
Con los organismos nacionales incluidos, entre ellos Enargas; Anses; Jefatura de Gabinete; Congreso de la Nación; Ministerio De Desarrollo Social; Ministerio del Interior y Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas, hemos superado en éste número los 208.764 correos distribuidos.
Nuestro material se verá reducido hasta finalizar el período vacacional, entre comienzos de año y hasta mediados de marzo.
Muchas Gracias.-
La Dirección

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack