2do Capítulo: La similitud entre la dictadura cívico-militar y el macrismo Imprimir
Escrito por Gerardo Bova   
Lunes, 20 de Noviembre de 2017 17:10

altHoy: La cuestión es clara: Judicializar la política

El título de éste capítulo lo dice todo, la modernidad del neoliberalismo en estos tiempos acelera su marcha con la judicialización de la política, lo mismo que hacían en plena dictadura militar, aunque ésa judicialización se producía por mano propia, sentenciando o condenando a través de las armas, ante la quietud general de jueces y fiscales, porque sabían que se jugaban la vida y la de sus familias, si se atrevían a opinar o citar a alguien ante algún atropello inconstitucional. En mi modesto entender, no considero que esos letrados eran cómplices, omitían por temor, algo que en alguna medida no ocurre en la actualidad, ya que existe una camada de jueces y fiscales que actúan en combinación sistemática con el gobierno, simplemente, porque están de acuerdo y se identifican con tal propuesta antidemocrática.
Fíjese en un pequeño detalle, pero no menos importante en cuanto a la dimensión que tiene con el buen andar de un sistema democrático: En los gobiernos de Alfonsín, Néstor o Cristina, nunca desde el ejecutivo ordenaron algo al poder judicial para que accionaran en contra de políticos, empresarios o profesionales independientes de cualquier disciplina, menos aún contra los medios de comunicación, tal es así que durante los período de mandato de CFK, apareció la Ley de Medios, con el propósito de democratizar la palabra, con un agregado que según parece, ha quedado en el olvido en nuestra sociedad, me refiero a la derogación de la Ley sobre calumnia e injuria, eliminando una posible prisión carcelaria a los infractores, dejando la posibilidad en la víctima de tales hechos, en accionar sólo a un posible juicio por algún presunto perjuicio económico. Esto deja totalmente en claro que se optimizaba en plenitud el estado de derecho de cualquier ciudadano, pero sin persecuciones de ninguna índole. Incluso, es necesario remarcarlo, tampoco se produjeron hechos en contra del ejercicio pleno de la democracia en los 10 años de Carlos Menem, pues si bien se nombraron jueces que aún hoy están en plena tarea judicial y son los que actúan sin contemplaciones en contra de los derechos contitucionales, en aquellos tiempos no les permitían perseguir a nadie y sólo nos contaminaron en lo económico, con los resultados que todos ustedes conocen. En esos tiempos nefastos en lo económico para nuestra comunidad, al menos conservábamos el estado de derecho, tal es así, que existe una prueba contundente a favor del menemismo, tal vez presionado por las circunstancias, con respecto a la muerte del soldado Carrasco, las autoridades de ése tiempo, separaron de sus cargos a los responsables directos, fueron condenados y además, fue derogado el servicio militar, algo impensado para cualquier argentino de acuerdo a lo vivido en etapas anteriores a ése hecho. Bien, compare usted con lo relacionado con Santiago Maldonado o Milagro Sala y se dará cuenta que existe una distancia abismal en la forma de actuar entre aquel neoliberalismo menemista y el actual de la conducción macrista.
Seguramente usted al ir leyendo estos escritos, pensará que estoy defendiendo a Menem, sin embargo le sugiero que vaya asimilando palabra por palabra, pues simplemente estoy haciendo comparaciones sobre situaciones reales, y aquí sobresale la diferencia que paso a desmenuzar:
a) Menem, si bien estaba "casado" literalmente con el mercantilismo salvaje, principalmente era político, entonces en alguna medida negociaba cosas que favorecían las libertades públicas, prueba elocuente el famoso pacto con Alfonsín, para elaborar la nueva constitución de 1994, que si bien para muchos no es perfecta, garantiza enormes respuestas hacia la sociedad.-
b) Macri es todo lo contrario, pues si bien representa a esas mismas corporaciones que apoyaban a las dictaduras y al menemismo, la diferencia está en sus condiciones políticas, ya que no las tiene y hoy cumple un mandato constitucional por el voto popular, pero logrando una primera oportunidad para estos empresarios corporativos que se metan en política y ya no tengan necesidad de dar órdenes, las ejecutan directamente ellos, con toda la implicancia en contra del pueblo que tiene dicho atributo.-
c) Los políticos de raza y por convicciones, aún teniendo ideas conservadoras, en alguna medida se han enfrentado con las recetas corporativas del FMI, mientras que estos sujetos que hoy nos gobiernan, tanto aquí como en México, Paraguay, Honduras, Colombia, Brasil, etc, no ofrecen ninguna resistencia a dichas consignas del privilegio, pues son los abanderados de tales postulados y van a judicializar a todo oponente a las proyecciones que emplean en contra de los pueblos.-
Bien, vaya anotando y analizando cada palabra que difundo en estas editoriales, pues en cada una de ellas seguramente encontrará la respuesta de todo lo que ha sucedido, sucede y sucederá en nuestro continente, si no nos despertamos e intentamos cambiar el rumbo de ésta historia nefasta que quieren reivindicar para ellos los mercaderes del miedo y el terror hacia toda la humanidad.
¡Hasta la próxima!